Chirino demuestra el poder oaxaqueño
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Artes Marciales

Chirino demuestra el poder oaxaqueño

El pugilista oaxaqueño triunfó en una función inédita por la contingencia sanitaria

Chirino demuestra el poder oaxaqueño | El Imparcial de Oaxaca

En una función atípica para la historia del boxeo, por la situación que vive el país y el mundo por el coronavirus (Covid-19), el oaxaqueño Sergio Chirino Sánchez volvió a mostrar su calidad y venció la noche del sábado por la vía del nocaut, al capitalino Alan Piña, en pleito correspondiente a la división de peso pluma (57.152 kilogramos o 126 libras).

Chirino Junior firmó su victoria a los seis segundos del tercer round, con un poderoso upper de mano izquierda, que mandó de inmediato a la lona a su rival e hizo estallar de júbilo a su entrenador y padre, Sergio “Zarco” Chirino que seguía atento la pelea desde su esquina.

El certero golpe llevó al oaxaqueño a su décimo quinto triunfo en el boxeo profesional, nueve de estas por la vía del cloroformo y una derrota.

El poder de Chirino se hizo sentir desde el primer round, cuando logró enviar por primera vez al piso a su rival, quien logró recuperarse rápidamente. En el segundo asalto “Checo” resbaló, en movimiento no permitido por el rival, que no representó mayor inconveniente, y en el tercer asalto vino el zurdazo efectivo.

El resto de la función

Sergio Chirino fue parte de la función especial con la que Tv Azteca retomó las funciones de box en la Ciudad de México, con las medidas requeridas por la contingencia sanitaria.

En la primera pelea de la noche, Víctor “Tsunami” García se impuso por decisión a Roberto Palomares, en pelea a cinco rounds.

Enseguida se efectuó el pleito de Chirino contra Piña, y a continuación Edwin “Pupo” Palomares le ganó de forma sorpresiva a Carlos “Chinito” Ornelas, luego de que este último se viera afectado en su condición física.

En la pelea estelar, Emanuel “Vaquero” Navarrete superó a Uriel “Yuca” López, y retuvo el campeonato de peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Navarrete ‘cabalgó’ a la cima del éxito probando su mayor técnica ante el “Yuca”, quien cayó por segunda ocasión en el sexto episodio y el referí detuvo las acciones, decretando el triunfo del “Vaquero”.

De ciencia ficción

Las peleas fueron para la historia del boxeo nacional e incluso hasta con escenas que parecerían de ciencia ficción, por todo el protocolo antes, durante y después de cada combate, debido al protocolo de sanidad implementado, con boxeadores llevando cubrebocas desde su presentación hasta segundos antes de la pelea, entrenadores portando caretas, y camarógrafos cubiertos de pies a cabeza con trajes especiales para evitar riesgos de contagio.

Eso no fue todo, ya que incluso los cronistas deportivos vivieron la pelea desde un palco especial, separado por ventanillas transparentes.

De este protocolo tampoco pudieron escapar los jueces, quienes vivieron las peleas en un estudio alterno, siguiendo a los boxeadores desde un monitor.