Gallegos trabajó duro para ser campeón | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

Gallegos trabajó duro para ser campeón

Luego de tres olimpiadas finalmente su esfuerzo se ve reflejado en el amarillo del metal dorado que consigue en esta edición


Gallegos trabajó duro  para ser campeón | El Imparcial de Oaxaca

Monterrey, Nuevo León.- Después de cuatro años de duro trabajo, los esfuerzos finalmente se vieron reflejados para Jordi Antonio Gallegos Vidal, quien puede presumir que es campeón de Olimpiada Nacional 2017, en la división Cadete de 50 kilogramos.
Ya más sereno tras la emoción de conseguir el título nacional, Gallegos Vidal dijo sentirse contento por haber logrado el resultado, el cual tenía en mente, pero hasta este año, no había llegado.
El gladiador oaxaqueño tuvo que esperar tres olimpiadas nacionales para subirse a lo más alto del podio, pero este año, tenía la seguridad que lograría por lo que ha estado trabajando tanto.
“Desde cuándo había pensado en llegar a un final y van dos que peleo, pero en ésta se dio y gané el oro”, dijo con cierta timidez, ante la grabadora, a la que no está muy habituado.
Alumno del Centro Estatal de Deportes de Combate (Cedecom), tuvo que ir escalando peldaños, pues empezó en competencias nacionales ganando bronce, luego la plata del año pasado y ahora el podio, entrando al grupo selecto de deportistas dorados.
Consciente de que llegar al primer lugar no es fácil, el luchador se preparó intensamente tras la derrota el año pasado en la Ciudad de México, por lo que el objetivo de venir a Nuevo León, era claro: ganar el oro.
“Uno no se va a conformar con un segundo o tercero, siempre se va querer llegar al primero y estar siempre en primero por eso estuvimos pensando en ganar el oro y se dieron los resultados”, aseguró.
Gallegos Vidal fue contundente en todos sus combates de esta Olimpiada Nacional, lo que le valió llegar a la final, donde no cambiaría su estilo y ritmo de pelear y de esa manera tener más ventaja sobre sus rivales con menos desesperación, pues quería conseguir el oro.
El joven de 17 años, reconoció que el combate ante Juan Garfias, de Jalisco, fue más sencillo que el resto de la eliminatoria, pues se dio cuenta que éste, se había lastimado.
“Aflojó y fue cuando aproveché, pues uno nunca debe aflojar, siempre hay que apretar y eso hice, además que tenía bien pensado lo que iba a hacer y no cometer errores para ganar la de oro”, dijo con serenidad.
Acepta que esa fue la diferencia el año pasado, pues no pensó bien las cosas y se desesperó, algo que sin duda le costó quedarse con la argenta, pero hoy, ya más maduro, planeó el combate para subirse a la punta del podio.
Para el otro año Jordi cambia de categoría y será Juvenil, donde espera conseguir la de oro nuevamente, por lo que se seguirá preparando.