Sólo unos cuantos lograron terminar las 200 millas de “Tras las huellas del Jaguar” | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

Sólo unos cuantos lograron terminar las 200 millas de “Tras las huellas del Jaguar”

De cien inscritos menos de la mitad concluyeron el recorrido de 320 y 160 kilómetros


Sólo unos cuantos lograron terminar las 200 millas de “Tras las huellas del Jaguar” | El Imparcial de Oaxaca

El responsable de las 200 Millas, Tras la Huella del Jaguar que se celebró hace unos días, Jorge Abdala Marín dio a conocer que solo unos cuantos concluyeron el recorrido de 320 y 160 kilómetros, ratificándose como una carrera para salvajes.

Al respecto, el impulsor de deporte de aventura en Oaxaca, dijo que en lo que respecta a las 200 Millas, de los 63 que tomaron la salida en Zimatlán de Álvarez, solo 39 concluyeron con éxito la prueba pedestre, lesiones, callos en los pies, deshidratación fueron algunos de los factores que influyeron en su abandono.

El ganador de esta brutal prueba fue Alejandro López Santiago, seguido de Marco Antonio Zaragoza Campillo, Alfonso García Benítez, Luis Roberto de Jesús Meier y en quinto lugar Juan Patjane Nakid.

Abdala Marín externó que en las 100 millas que fueron 160 kilómetros de recorrido solo concluyeron la prueba pedestre cuatro de los cien inscritos que comenzaron su recorrido en el paraje conocido como Brujas, cerca de Juchatengo, ya en la Sierra Sur.

Aquí la victoria fue Álvaro Jesús Pérez Pérez, mientras que Óscar Mora Reyes fue segundo.

Por su parte, Jorge Pérez Aguilar dijo que fue un enorme desgaste físico y emocional el tomar parte en las actividades pedestres de este tipo, “llegando al kilómetro 271, no pase el punto de control en Cacalote, pues el cierre de la puerta de tiempo era a las 21:00 horas y llegue 20 minutos después, hay que respetar el evento te quitan el número y no hay derecho a hebilla ni responsabilidad de parte de la organización”.

Sin embargo, reconoció que fue una carrera bien disfrutada y bien sufrida, “la verdad es que correr 200 millas duele y duele mucho, pero aun así disfrute cada kilómetro, fue un placer convivir en el evento con corredores y amigos que nunca te dejan solo, me llevo cosas positivas primero muchas gracias a los amigos familiares y conocidos por estar el pendiente de mi persona gracias por los mensajes y llamadas, no había corrido más de 100 kilómetros, así que 271, son muy buenos creo, aún podía seguir corriendo, muscularmente estaba bien”.

Agregó que corrió en Oaxaca sus primeras 100 millas, no oficiales, lo que lo deja satisfecho, reconoce que el evento fue excelentemente organizado, bien atendidos todos, buen marcaje y buenos abastecimientos”.

“Claro que si me ampolle demasiado los dos pies, me dolía mucho las plantas de los pies después del kilómetro 173, las rodillas igual mucho dolor por el impacto, me ayudaron unas cintas kinesiotape y analgésicos de parte de mi amigo Neto, el cual agradezco me apoyó en Juquila, el sueño es otro factor muy importante administrar bien como y donde se va descansar creo es importantísimo hacerlo, solo descanse 15 minutos el primer día, 2 horas el segundo  y el tercero a solo media hora  2:45 minutos de sueño, en total en los 4 dias,  Oaxaca y 200 Millas de México”.

Asegura que ya se dará la revancha algún día si Dios se lo permite, es una motivación más, para seguir entrenando, “le damos vuelta a la página, disfrutando al máximo nuestra pasión, consejo sano no te pongas límites y llega hasta donde no puedas”, concluyó.