Padres consumidores de alcohol y efectos en los menores de edad | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Padres consumidores de alcohol y efectos en los menores de edad

Los daños sufridos por la persona como consecuencia de actos cometidos por familiares amigos embriagados, pueden ser más graves y angustiosos de o esperado


Padres consumidores de alcohol y efectos en los menores de edad | El Imparcial de Oaxaca
Los hijos de padres o madres que beben mucho alcohol tienen un riesgo elevado de sufrir una serie de experiencias adversas

En los últimos años, han proliferado las investigaciones sobre las consecuencias del consumo de alcohol que se extienden más allá del bebedor. Aunque algunos estudios sugieren que son más frecuentes los daños sufridos por la persona como consecuencia de actos cometidos por desconocidos que estaban bajo los efectos de un consumo excesivo de alcohol, como el individuo que por conducir embriagado atropella mortalmente a un peatón, los daños sufridos por la persona como consecuencia de actos cometidos por familiares amigos embriagados, pueden ser más graves y angustiosos.
La mayoría de las investigaciones sobre el daño que el consumo de alcohol puede causar a los miembros de la familia del bebedor se han basado en los autoinformes. Sin embargo, dado que los adultos pueden subestimar los daños que sufren los niños en el hogar, esas encuestas podrían dar una imagen incompleta del problema.
Por eso, para su nuevo estudio el equipo de Julie Brummer, de la Universidad de Aarhus en Dinamarca, revisó registros en hospitales y en otras fuentes oficiales de información directa. Eso les permitió a Brummer y sus colegas disponer de una imagen más completa del daño que el consumo de alcohol de un individuo puede causar en los niños que son miembros de su familia.
Y, en comparación con gran parte de las investigaciones anteriores, Brummer y sus colegas pudieron examinar una gama más amplia de efectos y de edades de los niños, desde el nacimiento hasta la adolescencia y más allá.
Según los resultados de la nueva investigación, los hijos de padres o madres que beben mucho alcohol tienen un riesgo elevado de sufrir una serie de experiencias adversas, como trastornos mentales, hospitalizaciones y conductas delictivas. Los niños con un padre o madre así también son más propensos a tener un menor rendimiento académico, a sufrir abusos y/o negligencias en el hogar y a ser reubicados fuera de su domicilio (por ejemplo, en centros de acogida).
El estudio se titula “How do register-based studies contribute to our understanding of alcohol’s harms to family members? A scoping review of relevant literature”. Y se ha publicado en la revista académica Journal of Studies on Alcohol and Drugs.