Impuestos a bebidas azucaradas combate las caries en México | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Impuestos a bebidas azucaradas combate las caries en México

Estudio encabezado por el doctor de la Ibero, Mauricio Hernández, revela disminución en dientes con caries y probabilidad de padecer caries; previene daño permanente en niñas y niños


Impuestos a bebidas azucaradas combate las caries en México | El Imparcial de Oaxaca

La aplicación de un impuesto a las bebidas azucaradas desde 2014 ha sido benéfica para la salud de los mexicanos, pues se ha visto una reducción de la caries, enfermedad que afecta en promedio a 9 de cada 10 adultos, pero que inicia desde la infancia.

La alta ingesta de bebidas azucaradas ha hecho que México sea considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un país con un problema público de salud bucal, y es que es el mayor consumidor a nivel mundial de estos productos con 163 litros anuales por persona.

Esta situación ha causado que en el país gran parte de la población padezca de distintas enfermedades como la diabetes, segunda causa de muerte a nivel nacional, y la caries, un problema del que no se habla ni se atiende sino hasta que las personas presentan dolores.

Sin embargo, el impuesto a bebidas azucaradas implementado en México desde hace siete años ha golpeado a la caries tanto en niñas y niños, así como en adultos, de acuerdo con la investigación Impuestos a alimentos y bebidas no saludables y salud bucal en México; un estudio observacional, publicada en el Caries Research Journal.

Lo que observamos es que a partir de los 12 años de edad son estadísticamente significativas estas reducciones en la probabilidad de experimentar caries dental y del número de dientes con caries.

Son indicadores claros sobre cómo las personas podrían estarse beneficiando, en promedio, con esta implementación de impuestos”, afirmó, el doctor y académico del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) de la Universidad Iberoamericana, Mauricio Hernández.

AFECTACIÓN A CARIES MEXICANA

El consumo en exceso de azúcares añadidos y la mala limpieza bucal, son algunas de las causas por las que se puede tener caries dental, la cual se origina por bacterias que atacan el esmalte dental; sin embargo, ésta se puede prevenir mediante políticas públicas como la implementada en 2014.

El académico del EQUIDE destacó que el estudio realizado en colaboración con las doctoras Arantxa Colchero, del Instituto Nacional de Salud Pública, y Alejandra Cantoral, del Departamento en Salud-Universidad Iberoamericana, muestra la relación que ha tenido el impuesto a bebidas azucaradas con la salud bucal de los mexicanos.

“Hay cierta evidencia, de acuerdo con los resultados, de que sí hubo una reducción (en el riesgo de padecer caries). En este estudio lo que reportamos sí tiene que ver con los impuestos reales en curso y observando las condiciones y atenciones en salud bucal en las personas”, aseveró Mauricio Hernández.

Explicó que, tras el análisis de los datos de los cubos dinámicos, de 2007 a 2018, y del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Patologías Bucales (SIVEPAB), de 2009 a 2018, se estimó una ligera, pero relevante reducción en la posibilidad de padecer caries y del número promedio de dientes cariados.

Los resultados arrojan que entre niños y jóvenes de 6 y 19 años de edad, la probabilidad de haber tenido caries se redujo en 2.8 por ciento, en tanto, el número promedio de dientes con caries disminuyó 0.305 unidades.

Además, entre niños y niñas de 12 años la probabilidad de tener más de 3 dientes con caries bajó 3.7 por ciento y el número promedio de dientes con caries se contrajo 0.298 unidades.

Pero el impacto en la salud bucal no se limita a niños y jóvenes, pues en lo que se refiere a los adultos de más de 20 y 30 años de edad también hay reducciones de 2.1 y 1.7 por ciento en la probabilidad de padecer caries, por lo que a largo plazo, destacó el académico, esta política pública del impuesto ha tenido beneficios.

En general, en ambos casos (en posibilidad de caries y dientes cariados), encontramos que sí se observa un beneficio en la salud bucal de los mexicanos una vez que entran en vigor estos impuestos. Las medidas que tienden a reducir o a prevenir problemas de salud bucal son convenientes para el país”, comentó Mauricio Hernández.

CUIDADOS DE DIENTES DE NIÑAS Y NIÑOS

De acuerdo con la Secretaría de Salud los dientes primarios, mejor conocidos como “de leche” no sólo servirán a niñas y niños para masticar y digerir alimentos, también tienen la función de “preservar la integridad de los arcos dentales ya que guían a los dientes permanentes en sus posiciones correctas”.

Por lo anterior, precisa, es importante el cuidado de los dientes de los menores, pues la aparición de caries a tan temprana edad no sólo causaría problemas dentales futuros, también podría afectar el crecimiento, la alimentación, el sueño y hasta la concentración.

Ante esta situación, el académico de la Universidad Iberoamericana destaca la necesidad de cuidar los dientes de “leche” de los infantes para prevenir afectaciones en los dientes permanentes.

“La caries dental, aunque no es de las consecuencias negativas de tipo crónico más mencionadas, en realidad es de las más frecuentes, por ejemplo, los infantes menores de 5 años sí desarrollan caries en esa etapa y aunque haya un cambio de dientes temporales a permanentes, la afectación puede continuar, no es que al cambiar de dientes desaparezca el problema de caries, no, hay daños que continúan en el transcurso de la vida”, explicó.

 

Explicó que hay estudios en los que se ha observado, lamentablemente, un alto consumo de bebidas azucaradas en infantes incluso de menos de un año de edad, por lo que hizo un llamado a reducir la ingesta de estos productos.

El reporte del SIVEPAB en 2019 precisa que de un total de 12 mil 427 menores de entre 2 y 5 años que fueron atendidos en instituciones de salud pública,  8 mil 735 presentaron caries; es decir, 70.3 por ciento tendría algún signo de daños en el esmalte de sus dientes de “leche”.

POLÍTICAS PARA MEJORAR LA ALIMENTACIÓN

Mauricio Hernández destacó la importancia de la implementación de políticas públicas para reducir el consumo de bebidas azucaradas en el país para que de manera preventiva se haga frente a problemas crónicos empezando por la caries dental.

Incluso destacó el beneficio económico que tiene el gobierno federal por la implementación de impuestos a productos chatarra y que la recaudación puede destinarse a las políticas públicas para atender la salud bucal, así como otras enfermedades.

“En otro estudio en el que participé, se observó que los impuestos a bebidas azucaradas son una medida costo-efectiva para el país, ya que por cada peso que el país invierte en implementar estos impuestos a refrescos gana 4, es decir, deja de gastar en el sistema de salud, por lo que es una buena medida para el país, en su conjunto, tratar de revertir estos consumos que son muy elevados”, dijo.

No obstante, el académico del EQUIDE aclaró que una sola política pública como el impuesto a bebidas azucaradas no resuelve el problema de la salud bucal, por ejemplo, pues es necesaria una política integral que impulse una mejora en los patrones alimenticios de la población.

Por lo anterior, se debe impulsar un apoyo no sólo a la demanda y oferta de alimentos saludables, sino “proteger los entornos alimentarios”; es decir, aquellos espacios en los que las personas compran alimentos o comen.

Se requieren varias medidas que actúen en distintas dimensiones para que este proceso largo, que inicia con la producción de alimentos, concluya con buenas decisiones para la alimentación. Los alimentos saludables deben producirse, estar disponibles, cerca de viviendas, ser asequibles y culturalmente aceptables”, aseguró.