Pandemia del Covid-19 dificultó la atención de pacientes con cáncer de mama en México | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Pandemia del Covid-19 dificultó la atención de pacientes con cáncer de mama en México

Una encuesta de Médicos e Investigadores en la Lucha contra el Cáncer de Mama reveló que el 83 por ciento de las mujeres han visto interrumpidos sus tratamientos por la pandemia


Pandemia del Covid-19 dificultó la atención de pacientes con cáncer de mama en México | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

La crisis sanitaria por COVID-19 agravó la atención de pacientes con cáncer de mama en México por la falta de medicamentos oncológicos y la inasistencia de pacientes a sus tratamientos médicos correspondientes, denunciaron este jueves activistas.

Cynthia Villarreal, oncóloga médica especialista en cáncer de mama, explicó que según una encuesta de la asociación civil Médicos e Investigadores en la Lucha contra el Cáncer de Mama (MILC), el 83 por ciento de las mujeres han visto interrumpidos sus tratamientos por la pandemia.

La experta refirió que las principales barreras son la falta de acceso a medicamentos, los largos procesos y tiempos de espera para reasignación de hospitales, la falta de atención en los nosocomios y la saturación de servicios.

Señaló que el retraso en el tratamiento o la interrupción del mismo en una paciente con cáncer de mama repercute directamente en el desarrollo de la enfermedad y su desenlace. Por eso, es determinante iniciar la terapia a tiempo y mantenerla de forma ininterrumpida.

El cáncer de mama sigue siendo la primera causa de muerte por neoplasias en mujeres en México y el grupo más afectado está entre los 50 y 59 años, aunque el 20 por ciento de las defunciones se presenta en mujeres de entre 25 y 44 años.

Araceli Tapia es una paciente en tratamiento. Fue diagnosticada en 2019 con cáncer de mama e inició su tratamiento en un hospital que contaba con convenio con el Seguro Popular.

Sin embargo, tras la desaparición de este y la entrada en vigor del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), aunado a la pandemia, su tratamiento se vio interrumpido en junio de 2020.

Terminé mis quimioterapias, pasé la cirugía, radios y sigo en vacunas, pero cada vacuna cuesta 66 mil pesos y se debe aplicar cada 21 días, me quedé en la vacuna ocho y me faltaban nueve más”, refirió.

Recordó que este tratamiento lo retomó hasta octubre de 2020. “Ha habido un retraso fuerte, pero hasta ahora no sé qué repercusiones pueda tener haber frenado mi tratamiento”, afirmó.

Cifras engañosas
De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2020 hubo una reducción del 21 por ciento de nuevos casos de cáncer de mama respecto al año anterior.

Sin embargo, para Isabelle Aloi, fundadora de Fundación Salvati, que apoya a pacientes con esta enfermedad, “la contingencia sanitaria podría estar generando un subregistro de diagnóstico de cáncer de mama”.

Y esta detección tardía impactará negativamente en la eficacia de los tratamientos”, auguró.

Movimiento nacional
Ante este panorama, Aloi anunció la puesta en marcha del movimiento nacional “Estamos Aquí” impulsado por la sociedad civil e integrado por varias organizaciones mexicanas.

Su objetivo, apuntó, es hacer valer el derecho a la salud de las mujeres que viven con cáncer de mama, que se atienden en el sistema público y transformar su realidad a través de la creación de políticas públicas nacionales y locales.

Alejandra Platas, directora de MILC, explicó que con el movimiento también se creará una plataforma de monitoreo conformada por pacientes y expertos enfocada en el desabastecimiento de medicamentos y la interrupción de tratamientos.

A partir de ahí, se generará un documento de recomendaciones al que se referirá las instituciones correspondientes.