Los deportes extremos son semejantes a una experiencia espiritual | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Los deportes extremos son semejantes a una experiencia espiritual

Investigadores de Australia y el Reino Unido trataron de encontrar lo que motiva a estos atletas, y sus descubrimientos desafían el estereotipo del buscador de emociones con un deseo de muerte


Los deportes extremos son semejantes a una experiencia espiritual | El Imparcial de Oaxaca

En los últimos años, un número cada vez mayor de atletas ha competido en acrobacias que desafían a la muerte involucrando el parkour, el BASE jumping y el buceo en cuevas, siempre conscientes de sus peligros pero entusiasmados con el desafío.

En un estudio, publicado en Psychology of Consciousness, investigadores de Australia y el Reino Unido trataron de encontrar lo que motiva a estos atletas, y sus descubrimientos desafían el estereotipo del buscador de emociones con un deseo de muerte.

“Nuestra investigación ha demostrado que las personas que se dedican a deportes extremos son cualquier cosa menos irresponsables que toman riesgos con un deseo de muerte”, aseguró Robert Schweitzer, de la Universidad de Queensland en Australia. “Son personas altamente capacitadas, con un profundo conocimiento de sí mismas y hacen lo hacen para tener una experiencia que mejora y cambia la vida”. Para algunos, es incluso semejante a una experiencia espiritual: El tiempo se ralentiza, y parecen convertirse en uno con su entorno.

Schweitzer comparó la sensación que puede ser un poco más fácil para el resto de nosotros para entender: “La experiencia es muy difícil de describir de la misma manera que el amor es difícil de describir. Hace que el participante se sienta muy vivo y todos los sentidos parecen estar funcionando mejor que en la vida cotidiana”.

Por ejemplo, los escaladores extremos sienten que están flotando y bailando con la roca. Ahora que ya lo sabes, no trates de encontrar esa sensación en un campo de golf.


 

Relacionadas: