Realizan con éxito operación en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Realizan con éxito operación en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca

Felipe, ejemplo de amor filial; da regalo de vida con un riñón


Realizan con éxito operación en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Trabajador del campo en San Pedro Nopala, en la mixteca Alta de Oaxaca, Felipe Cruz Bravo, de 58 años de edad, renunció a su riñón para darle un regalo de vida a su hijo Oscar, cuyos problemas de salud que padecía desde hace cinco años se agravaron y amenazaban su vida.

San Pedro Nopala, municipio con 580 habitantes, donde la vida no es fácil para una familia con ocho integrantes, pertenece al distrito de Teposcolula, en la región Mixteca, ubicado entre las poblaciones de Teotongo, La Trinidad Vista Hermosa, Santa Magdalena Jicotlán, San Francisco Teopam y Santa María Camotlán.

Oscar, de 34 años de edad, hijo de Felipe, acudía a sembrar diariamente al campo para ayudar en la economía de su hogar, pero padecía una enfermedad renal que lo obligaba a la hemodiálisis dos veces por semana en la ciudad de Puebla.

Cada sesión de hemodiálisis costaba mil 300 pesos y la familia Cruz Morales tenía que gastar cada semana cerca de 5 mil pesos, lo que afectaba económica, emocional y anímicamente a todos, sin que la salud de Oscar mejorara.

El médico que diagnosticó la enfermedad de Oscar, les recomendó acudir al Hospital General de México para que lo atendieran; sin embargo, al llegar a dicho nosocomio le dijeron que tenía regresar a Oaxaca, porque ahí había un hospital de tercer nivel que atendía esa patología.

Fue así que llegaron al Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca (HRAEO), donde fueron atendidos en un inicio por el trasplantólogo, Eduardo Pombo Nava, quien les dio la opción de un trasplante de órganos.

En el nosocomio, el padre y las hermanas se hicieron los estudios de compatibilidad para saber quién era compatible y podía donarle su riñón a Oscar.

El equipo de médicos especialistas encabezados por los trasplantólogos Ángel Ojeda Alcalá, FabianFabian y Eduardo Pombo Nava, enfermeras, anestesiólogos, divididos en dos salas, participaron activamente en la realización del trasplante de padre e hijo.

Tras seis horas de intenso trabajo en los quirófanos, el riñón donado comenzó a funcionar en el cuerpo de Oscar: muestra de amor paternal que ha dejado una huella más en el Hospital, donde el mayor porcentaje de pacientes que llegan son personas de escasos recursos, que carecen de acceso a instituciones de seguridad social y cuyos costos de un trasplante les resulta impagable.

El objetivo del programa de trasplantes, en el que participa activamente el Patronato del Hospital, explicó el trasplantólogoAngel Ojeda Alcalá, evita a toda costa que lo económico sea obstáculo para que una persona recupere su salud y vida.

“Lo más importante es mejorar la salud y calidad de vida de los pacientes, ya que si uno se somete a un trasplante renal, sanará a toda la familia porque esta enfermedad afecta emocional, económica y anímicamente a todos”.

Con un trasplante renal, el paciente podrá estar en condiciones de valerse por sí mismo y podrá volverse productivo e incluso, de buscar un trabajo que les permita pagar su tratamiento.

Aclaró que el costo del trasplante para los pacientes es mínimo, ya que el hospital asume los costos de las cirugías con apoyo del Patronato y en algunos casos la beneficencia pública apoya con medicamentos.

Un trasplante incluye a todo un grupo interdisciplinario: desde medicina interna, cardiología, nefrología, laboratorio, banco de sangre y administrativos, hasta imagenología, enfermería, camellería y trabajadoras sociales.

“Si hay una familia en la misma situación que nosotros, les diría que se acerquen al hospital, que no tengan miedo, no pasa nada, la vida sigue para nosotros y para nuestros hijos será mejor”, aseguró Felipe, que en su rostro, además de la felicidad, muestra preocupación.

“Oscar necesitará medicamentos que tomará de por vida para que su riñón funcione bien, son caros, pero toda la familia trabajará en lo que podamos para poder juntar el dinero y comprarlos”, destacó.

Para quienes deseen apoyar a esta familia de escasos recursos con alguna aportación monetaria o en la suministración del medicamento, éste se denomina Tacrolimus, inmunopresor. El contacto vía telefónica es 2361176634.


 

Relacionadas: