Tanatología: Ayuda para afrontar la muerte | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Tanatología: Ayuda para afrontar la muerte

Tratar a un enfermo en fase terminal no sólo requiere de apoyo médico, también es necesaria la ayuda emocional para el paciente y sus familiares


Tanatología: Ayuda para afrontar la muerte | El Imparcial de Oaxaca

Un enfermo en fase terminal es aquella persona que recibe un diagnóstico que lo enfrenta a su propia muerte; es la persona que padece una enfermedad por la que posiblemente vaya a morir en un tiempo relativamente corto.

Para todas aquellas personas a las cuales les queda un tiempo limitado de vida, la tanatología puede ser una gran aliada, pues es una disciplina científica que proporciona ayuda al enfermo en estado terminal y a sus familiares.

El término Tanatología proviene de Thanatos, nombre del dios griego de la muerte, hijo de la Noche y de Hipnos.

El tanatólogo es un profesional que brinda apoyo al paciente y a sus familiares, sin embargo su función no es aumentar los días de vida de una persona desahuciada, pero sí ayudará a que los días que le quedan de vida, los viva a plenitud.

Cuando llegue el momento de enfrentarse a la muerte, el paciente ya habrá hecho conciencia de su trascendencia a la vida eterna.

Aún hay miedos y resistencia para acudir con un especialista de este tipo pues los pacientes dudan del apoyo que puedan recibir o simplemente desconocen lo que representa tener una terapia para superar la muerte de un ser querido.

La psicoterapeuta Nora Liceaga destacó la necesidad de que todos los hospitales incluyan entre sus servicios el apoyo de tanatólogos, pues muchas de las personas se tardan en afrontar la pérdida por la falta de acompañamiento de un profesional.

En todas las disciplinas científicas está presente la tanatología, porque todos los seres humanos nos enfrentamos a la muerte en algún momento de nuestra vida, apuntó la profesional.

Destacó que la tanatología se realiza en equipo, para brindar a las personas un mayor potencial de ayuda cuando se recurre a ella en periodos precoces de la detección de una enfermedad terminal. Si la consulta se inicia cuando el paciente se encuentra en las últimas fases del proceso, se suele restringir mucho la posibilidad de ayuda.

Aunado a ello, la persona debe ser tratada desde el diagnóstico, el pronóstico, cuidados paliativos, manejo del dolor, proceso degenerativo psicológico y emocional, es ahí donde interviene el psicólogo-tanatólogo, psiquiatra-tanatólogo en terapias personales, terapias familiares o terapias de grupo. Ante la muerte surge la espiritualidad místico religiosa y desde este enfoque se analizan también los problemas de cada paciente y de su familia.

La atención del tanatólogo puede brindarse en un hospital, en el domicilio del enfermo o en lugar destinado a pacientes terminales. La elección del lugar depende de los síntomas predominantes, razones, familiares y posibilidades económicas.

La tanatología se puede aplicar en aquellos enfermos terminales médicamente, es decir, en aquellos que padezcan enfermedades como el Sida, cáncer, ya que el tanatólogo “cura” al paciente terminal del dolor de la muerte y de la desesperanza.

Al enfermo terminal se le ayuda a través la tanatología a que siga siendo productivo, para que tenga una calidad de vida real y que se prepare para morir con aceptación, dignidad y totalmente en paz consigo mismo.

Una persona con tendencias suicidas también debería acudir al tanatólogo. El suicida es una persona que una vive una desesperanza, se mata no porque sea cobarde o valiente, sino porque vive en una desesperanza total; en un pozo negro en el que no brilla la menor luz de esperanza y así no se puede vivir. El compromiso del tantatólogo es tratar de ayudarlo, dándole esperanza real para que viva.


 

Relacionadas: