Macabro hallazgo en Zimatlán; cuerpo de hombre era comido por animales
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Macabro hallazgo en Zimatlán; cuerpo de hombre era comido por animales

Encuentra cabeza y cuerpo en completo estado de putrefacción, en Santa Gertrudis Zimatlán


Macabro hallazgo en Zimatlán; cuerpo de hombre era comido por animales | El Imparcial de Oaxaca
Elementos policiacos acordonaron la zona del hallazgo

La mañana de ayer, en un terreno de sembradío, en la comunidad de Santa Gertrudis Zimatlán, fue localizada una cabeza humana; mientras tanto, el cuerpo decapitado se descubrió en una casa en obra negra. Tanto la cabeza como el cuerpo ya presentaban un avanzado estado de putrefacción; además, ya había sido cercenado por los perros y fauna carroñera. Pobladores afirmaron que el hombre vivía en situación de calle.

Los hechos ocurrieron ayer, aproximadamente, a las 09:45 horas, cuando un vecino de Santa Gertrudis Zimatlán salió de su domicilio y se dirigía a la parada del taxi foráneo.

El vecino caminaba sobre la calle principal cuando observó la cabeza de una persona tirada cerca de un terreno de sembradío, donde se encuentra instalado el arillo y gradas de jaripeo. Presuntamente, la extremidad fue llevada por un perro hasta la orilla.

El testigo dio parte a las autoridades de la población, quienes, minutos más tarde, arribaron al lugar. Al verificar la información, acordonaron el lugar para las diligencias correspondientes.

 

La cabeza fue hallada a la orilla de un terreno de sembradío

 

Al iniciar los primeros recorridos por la zona, un olor fétido los condujo a un domicilio que se encuentra en obra negra, sólo unos metros delante de donde fue hallada la cabeza putrefacta.

Las autoridades ingresaron a uno de los cuartos, donde hallaron el cuerpo de un hombre en avanzado estado de descomposición. Observaron que parte de sus brazos y manos ya habían sido cercenadas, así como una parte del dorso. Se especula que perros y otro tipo de fauna son los que habrían comenzado a comerse el cadáver.

La casa en obra negra también fue acordonada. Más tarde, arribaron elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), quienes realizaron las diligencias correspondientes. Posteriormente, ordenaron el levantamiento del cuerpo y la cabeza y fueron trasladados al panteón de la población.

Los vecinos y testigos de este hallazgo compartieron que el hombre localizado sin vida respondía al nombre de Leoncio Aragón Hernández, de aproximadamente 60 años de edad, quien vivía en situación de calle.

 

El cuerpo estaba cercenado y con avanzado estado de pudrición

 

Relacionadas: