Sentenciado por abuso sexual en el panteón general de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Sentenciado por abuso sexual en el panteón general de Oaxaca

Atacó a una compañera de trabajo, empleada municipal, a quien constantemente acosaba


Sentenciado por abuso sexual en el panteón general de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Roberto Carlos fue sentenciado por el juez tercero penal a dos años en prisión por su responsabilidad en la comisión del delito de abuso sexual en agravio de una empleada municipal.

Además, fue condenado al pago de dos mil 835 pesos por multa, así como al pago de dos mil pesos por la reparación del daño moral.

Asimismo, fue beneficiado al pago de 13 mil 608 pesos por sustitución de la pena o al pago de siete mil pesos por condena condicional.

En el expediente penal 208/2011, se establece que el 4 de diciembre de 2011, la agraviada denunció a Roberto Carlos a quien conoce como “El Mechudo”, mismo que (en ese entonces) trabajaba en el Panteón General.

Agregó que ella, durante su estancia laboral en el panteón, siempre había sido acosada sexualmente por Roberto Carlos, quien constantemente se bajaba el pantalón y le mostraba sus partes íntimas.

“Mamacita que buena estás, me hace falta mujer, mira todo lo que tengo para ti”, le decía constantemente Roberto Carlos a la agraviada.

La mujer, dijo, trató de hablar con él para que la dejara de molestar, además, le indicó que ella merecía respeto, asimismo que era una persona casada y le exigía que la dejara en paz.

Sin embargo, lejos de dejarla de molestar, Roberto Carlos le contestó que: “Le iba a cargar la chin… así como a su familia, además que iba a enterrar a su marido”.

Agregó la agraviada que, ese día, 4 de diciembre, ella estaba en una toma de agua del panteón, cuando de pronto, sintió que le habían metido la mano entre las piernas y le tocaron sus partes íntimas.

De inmediato, ella reaccionó y al voltear se dio cuenta que se trataba de Roberto Carlos, quien comenzó a reírse, además de que le indicó que: “si no se dejaba la mataría”, al mismo tiempo que le ponía en su costado un objeto punzocortante.

La empleada municipal aseguró que sintió temor por su vida, además de que por un momento cerró los ojos y comenzó a orar.

Agregó que el hombre siguió burlándose de ella y se retiró del sitio.

En ese instante, al lugar arribó la cuñada de la agraviada, a quien le platicó lo que había sucedido.

Fue así como su familiar le recomendó que llamara a la policía, es por ello que salió del panteón y dio aviso a los municipales que se encontraban en ese instante afuera del Panteón General.

Tras la acusación, los policías lograron la detención de Roberto Carlos, quien fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público.

Posteriormente el indiciado fue consignado al Juzgado Tercero Penal y enfrentó un proceso penal.

Ahora, tras el cierre de instrucción, la formulación de conclusiones y la audiencia final, Roberto Carlos fue sentenciado a dos años en prisión.