Lo sentencian a 69 años de prisión por feminicidio de esposa en Edomex - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Lo sentencian a 69 años de prisión por feminicidio de esposa en Edomex

Tribunal de Enjuiciamiento de Cuatitlán Izcalli determinó que no fue suicidio y hallan elementos suficientes para dictar la sentencia condenatoria en contra de Led Clemente Sandoval


Lo sentencian a 69 años de prisión por feminicidio de esposa en Edomex | El Imparcial de Oaxaca
Led Clemente Sandoval, esposo de Fernanda. Foto: Fiscalía Edomex

TOLUCA, Méx.- Un Tribunal de Enjuiciamiento de Cuatitlán Izcalli sentenció a 69 años y tres meses de prisión a Led “N”, por su responsabilidad en los delitos de feminicidio y aborto en agravio de Fernanda “N”, cuyo asesinato inicialmente se decretó como “suicidio” por lo cual su madre, Magdalena Velarde Tepoz tuvo que emprender una larga lucha en Edomex para lograr justicia para su hija, lo que finalmente consiguió.

En el camino Magdalena, quien se considera una activista emblemática de las batallas que libran las víctimas colaterales de feminicidios en Edomex, perdió a otros dos hijos –asesinados y torturados después de varias amenazas- y se convirtió en madre de al menos cuatro de sus nietos, pues todos quedaron huérfanos.

Tras ocho años desde el asesinato de Fernanda “N”, jueces del Estado de México encontraron elementos suficientes para dictar la sentencia condenatoria en contra de Led Clemente Sandoval, esposo de Fernanda.

El Poder Judicial del Estado de México, a través del tribunal de enjuiciamiento, también decreto una “reparación del daño material” por 672 mil 900 pesos en el delito de feminicidio, así como otra cantidad igual por el aborto del menor que perdió la vida en el vientre de su madre cuando fue asesinada.

De acuerdo con una narrativa secuencial de los principales hechos violentos que llevaron a la muerte de Fernanda Sánchez Velarde, de entonces solo 18 años, la víctima se encontraba en compañía de Led “N” quien era su esposo, en la vivienda ubicada en Cuautitlán Izcalli.

La madre de la víctima no se rendió hasta que se hiciera justicia.

En medio de una discusión, Led la agredió físicamente provocándole diversas lesiones en el cuerpo y posteriormente la ahorcó, ocasionando la muerte de ella y del producto de 16 semanas de gestación.

Los hechos se suscitaron el 4 de enero del 2014 y casi de inmediato los agentes ministeriales, habrían asegurado que la muerte de Fernanda había sido un “suicidio”, sin embargo, su madre fue alertada por policías locales, quienes le habrían advertido que “se pusiera lista porque ese no había sido un suicidio”.

Magdalena Velarde aseguró que toda la escena del crimen, no era coincidente con un suicidio, pues el cuerpo de su hija presentaba golpes contusos, fracturas, estaba ensangrentado  y presentaba cortes, además de que  ese primer informe señalaba “homicidio”, luego le dirían en el Ministerio Público que había un error y lo cambiaron por “suicidio”.

La lógica de Magdalena era que alguien le explicara cómo su hija puedo haberse hecho cortes y colgarse de un gancho directo al cuello después de fallecida… No hubo respuestas.

A partir de ahí Magdalena y sus dos hijos (de entonces 23 y 25 años), emprendieron una intensa lucha para revertir “el error del error” y lograr que se reclasificara la carpeta de investigación, primero a homicidio y luego a feminicidio.

Velarde Tepoz también perdería dos años después a sus dos hijos, quienes en diversas ocasiones fueron amenazados por exigir justicia para su hermana. Finalmente, las amenazas se cumplieron y Magdalena se quedó sin hijos, además de haber sido desplazada por las continuas amenazas y acoso que recibía en Izcalli, pues no cesaba de salir a dar la cara por Fernanda y sus hermanos.

Actualmente ella, al igual que su esposo, adoptaron a por lo menos cuatro nietos. Los y las hijas de sus hijos asesinados en Edomex.


 

Relacionadas: