Debe purgar 10 años tras robar una moto en avenida Las Águilas, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Debe purgar 10 años tras robar una moto en avenida Las Águilas, Oaxaca

Anastasio, de 46 años, fue sentenciado por el juez segundo penal, a 10 años, dos meses y siete días en prisión por su responsabilidad en la comisión del delito de…


Debe purgar 10 años tras robar una moto en avenida Las Águilas, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Anastasio, de 46 años, fue sentenciado por el juez segundo penal, a 10 años, dos meses y siete días en prisión por su responsabilidad en la comisión del delito de robo específico en perjuicio de Carlos Isaac.
Asimismo, fue condenado al pago de 41 mil 863.50 pesos por multa.
En el expediente penal 38/2015, se establece que el 20 febrero de 2015, elementos del grupo de robos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) realizaban recorridos de vigilancia e investigación en inmediaciones de la Exhacienda Candiani.
Fue sobre avenida Las Águilas, cuando vieron correr a un joven que portaba un casco entre las manos y corría tras otra persona que conducía una motocicleta marca Italika, tipo 250X, color rojo con negro, modelo 2014.
Debido a que el joven con casco gritaba y solicitaba auxilio, de inmediato, los agentes estatales de investigaciones le cortaron la circulación a la altura de los basureros que se encontraban en el estacionamiento de la empresa Coppel.
Ante tal situación, el hombre descendió de la motocicleta y trató de huir, sin embargo, fue detenido.
Segundos después, al sitio arribó quien dijo llamarse Carlos Isaac, el cual señaló a Anastasio como la persona que le había robado con violencia su motocicleta.
Dijo el agraviado que él había estacionado su moto Italika a un costado de Coppel, sitio donde realizó un pago.
Al salir, vio que Anastasio estaba arriba del vehículo, por ello le reclamó.
Anastasio, según el perjudicado, le mostró una navaja y le indicó que: “no lo siguiera”. Fue así como el ladrón trató de huir.
Ante tal señalamiento, Anastasio fue puesto a disposición de un agente del Ministerio Público, quien ordenó que fuera encarcelado en la Penitenciaría Central y consignado al Juzgado Segundo Penal, sitio donde le dictaron auto de formal prisión.
Ahora, tras el cierre de instrucción, la formulación de conclusiones y la audiencia final, Anastasio fue sentenciado a más de 10 años en prisión.