Vigilante de hospital civil es vinculado a proceso por robo de recién nacido | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Vigilante de hospital civil es vinculado a proceso por robo de recién nacido

Está relacionado con el delito de sustracción de recién nacido, en el que una mujer, haciéndose pasar por enfermera, se llevó al pequeño


Vigilante de hospital civil es vinculado a proceso por robo de recién nacido | El Imparcial de Oaxaca

Antonio, elemento de seguridad del Hospital General Doctor Aurelio Valdivieso, relacionado con el delito de sustracción de recién nacido perpetrado la semana pasada en el Hospital Civil, ayer fue vinculado a proceso.

Al resolver, el juez de control durante la audiencia celebrada en los juzgados de circuito judicial de Valles Centrales, se le impuso además, la prisión preventiva definitiva como medida cautelar, la cual deberá cumplir en la penitenciaría central del estado.

Antonio fue detenido por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) en cumplimiento a una orden de aprehensión librada por el juez de control.

A las 09:55 horas del pasado 21 de septiembre ayer fue capturado, cuando caminaba sobre la calle Fuerza Aérea, en la colonia Reforma, al norte de la capital.

La acusación

De acuerdo con datos de prueba que obran en la carpeta de investigación, Antonio habría participado en la sustracción del recién nacido al facilitar el acceso por la salida de ambulancias del Hospital Civil a Verónica y Abigail, quienes también se encuentran vinculadas a proceso.

Las pruebas

Como datos de prueba, radica la videograbación de una de las cámaras del citado hospital, donde se aprecia que el vigilante se cruza en el área de salida de ambulancias con Verónica y no le indica nada al verla salir con el niño en brazos.

También existen testimonios de enfermeras, encargadas del área de ginecología y de jefes de vigilancia que señalan que es precisamente esa zona de hospitalización donde Antonio estaba a cargo de la vigilancia.

El plan

Semanas antes de la sustracción del recién nacido, Verónica, con algunos meses de gestación, se sintió mal y recurrió a su gran amiga Abigail, a quien le contó que presentaba sangrado y le pidió que la acompañara a una clínica.

Abigail le aconsejó que se tomara un champurrado con huevo, el cual le preparó, pero resultó peor, porque supuestamente le provocó la expulsión del producto.

Se estableció que Verónica no sabía qué decirle a su pareja que se encuentra laborando en la unión americana sobre lo acontecido, pero Abigail siempre la animó y le dijo que no se preocupara que arreglaría todo, pero que ella tenía que informar a su pareja que en unos días nacía su bebé, a quien Verónica deseaba llamarla Camila.

Supuestamente, Abigail aconsejó a Verónica decirle a su pareja que se aliviaría en una clínica de la colonia Guelaguetza, en Santa María Atzompa, mientras ella se encargaba de todo, que no se preocupara, que ella no se iba a quedar vacía, que tendría a su Camila.

Verónica reconoció que Abigail era su única amiga, a quien siempre le prestaba dinero que le enviaban de los Estados Unidos, a veces dos mil, otras veces tres mil, incluso se los iba a dejar a un bar, cuando ella tenía urgencias.

El 18 de septiembre, Verónica fue citada por Abigaíl afuera del Hospital Civil, a las 05:30 horas. “Ya está todo listo”, le dijo.

Siempre diciendo que sí, Verónica llegó puntualmente por donde están los arbolitos del lado de la salida de las ambulancias, llegando Abigail a los pocos minutos.

Recuerda que le dio unas pertenencias como bata para que se pusiera y que la siguiera en todo momento, que no se preocupara porque todo estaba listo.

A Verónica, quien estuvo laborando como elemento de seguridad en ese mismo hospital, se le hizo raro no encontrar a ningún vigilante, sin embargo pasos después vio cuando un vigilante le hacía señas a Abigail, indicándole que avanzara. Entonces se dio cuenta que estaba todo preparado por su amiga, pero no tenía conocimiento total de cuál era la intención, simplemente decía que sí a todo lo que preguntaba u opinaba su amiga.

Finalmente ambas llegaron al tercer piso, al área de ginecología, donde vio cuando Abigail entró a un consultorio y salió con un bebé, para dárselo e indicarle que saliera y que tomara un taxi, que más adelante ella se subiría al mismo.

Así enfilaron hacia Santa Lucía, por el Río Salado, a donde días antes Abigail se había mudado de vivienda.

Cerca de una escuela secundaria solicitaron el descenso al taxista, para luego caminar hacia la habitación de Abigaíl.

Hasta ese momento al taxista no le pareció sospechoso, fue hasta que escuchó en redes sociales y noticieros radiofónicos cuando supo que se habían robado un bebé en el Hospital Civil.

El trabador del volante reportó el servicio que hizo a un noticiero bajo la conducción del locutor Humberto Cruz Matías, y así se movilizaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones para arrestar a Verónica y Abigail, quienes estaban en apuros consiguiendo ropa y pañales para el bebé.

Antes de ser vinculadas a proceso, Verónica acusó a Abigaíl de haberle robado a su bebé y pidió se inicie otra investigación.

Determinan prisión preventiva para imputado.

“A Verónica se le hizo raro no encontrar a ningún vigilante, sin embargo pasos después vio cuando un vigilante le hacía señas a Abigail, indicándole que avanzara. Entonces se dio cuenta que estaba todo preparado”
Ministerio Público