Cae y muere un urbanero en la agencia San Felipe del Agua | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Cae y muere un urbanero en la agencia San Felipe del Agua

Se cree que estaba ebrio cuando sucumbió de la segunda planta de su vivienda, en el barrio Loma Rancho


Cae y muere un urbanero en la agencia San Felipe del Agua | El Imparcial de Oaxaca

Un urbanero murió en forma violenta luego de caer de la segunda planta de su domicilio, en la agencia San Felipe del Agua. Todo indica que estaba en estado de ebriedad cuando ocurrió el accidente.
Se trata de José Luis, de 42 años de edad, de oficio chofer de un camión del servicio urbano, quien murió la madrugada de ayer luego de golpearse contra el piso al caer.
Juana Andrea, de 42 años de edad, contó que se encontraba en su domicilio que se localiza en la calle Fresnos número dos del barrio Loma Rancho, perteneciente a la agencia municipal de Felipe del Agua, descansando en su recámara en la planta alta.
Calcula que serían las 05:30 horas cuando un grito y un fuerte golpe se escucharon en la planta baja, por lo que enseguida se paró a ver de qué se trataba.
Al asomarse a un costado de las escaleras que dan a la calle, vio que su marido, José Luis de 43 años de edad, estaba tirado de costado y sangrando de la cabeza.
Alarmada al ver a su esposo sangrando, salió corriendo buscando ayuda con sus familiares y vecinos, quienes pidieron el auxilio de la ambulancia y de la policía.
Minutos más tarde al lugar llegaron paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, quienes trataron de reanimar a José Luis, pero al tomarle los signos vitales supieron que estaba muerto, por lo que se retiraron del lugar luego de informarle a los policías que también llegaron.
En tanto, elementos de la Policía Municipal acordonaron el área al volverse los primeros respondientes, para asegurar que no se perdiera ninguna evidencia en la escena, al tiempo que llamaban a la autoridad ministerial para avisar de lo sucedido.
Juana Andrea contó que su marido era chofer de un camión del servicio urbano y que durante la tarde, así como parte de la noche, estuvo ingiriendo bebidas embriagantes.
“Mi hipótesis es que José Luis trató de brincar desde la azotea a las escaleras, pero por su estado de ebriedad perdió el equilibrio y cayó de una altura de dos metros y medio, muriendo al caer”, aventuró un policía que esperaba que llegaran los agentes investigadores.
Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones llegaron después y una vez que los policías municipales les entregaron el lugar resguardado y les informaron de los datos con los que contaban hasta ese momento, se realizó la inspección ocular con la colaboración de peritos de distintas especialidades.
Invitaron a la mujer a acudir a las oficinas ministeriales para que realice la identificación legal del cadáver y pueda continuar con el trámite funerario en tanto prosiguen con las investigaciones.