Enfrenta proceso por portación de ‘cristal’ | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Enfrenta proceso por portación de ‘cristal’

Policías lo vieron recargado en un poste en la colonia Lomas de Buenos Aires y le pidieron ser revisado


Enfrenta proceso por  portación de ‘cristal’ | El Imparcial de Oaxaca

Alfredo, a quien hace más de un año lo sorprendieron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) con dosis de metanfetamina -droga comúnmente conocida como cristal-, ayer fue vinculado a proceso.
La juez de control de Circuito Judicial de Valles Centrales emitió la resolución, luego de valorar todas las pruebas que presentó el fiscal en la audiencia de comunicación de imputación.
Alfredo enfrentará un proceso por delito contra la salud en su modalidad de narcomenudeo en su hipótesis de posesión de metafentamina (cristal) cometido en agravio de la sociedad, según el expediente penal 435/2017.
De acuerdo con la acusación, Alfredo fue arrestado por elementos de la AEI, el 11 de agosto del año 2016, a las 18:50 horas aproximadamente.
Los agentes, adscritos al grupo Combate al Narcomenudeo, realizaban labores propias de investigación en inmediaciones de la colonia Lomas de Buenos Aires, perteneciente a Santa Cruz Xoxocotlán.
De pronto, al circular por la calle 5 de Mayo, les llamó la atención la presencia de un joven que se encontraba recargado en un poste de Comisión Federal de Electricidad.
Les pareció sospechoso, según el informe, ya que el joven identificado posteriormente como Alfredo, intentó evadirlos.
Los agentes lo interceptaron y previa identificación le solicitaron autorización para una revisión corporal, a la cual Alfredo aceptó.
De esta manera, en el bolsillo izquierdo del pantalón a Alfredo se le encontraron tres bolsitas anudadas que contenían la citada droga.
Tras explicarle que esto era delito, además de que el joven no comprobó tener permiso para la portación de cierta cantidad de droga para su uso personal, los agentes remitieron al arrestado ante un fiscal.
Todo hace indicar que Alfredo fue liberado bajo caución, pero la investigación continúo y por ello ayer compareció ante una nueva autoridad mediante una cita.
Luego de formularle la imputación y solicitar la vinculación a proceso, el fiscal presentó como pruebas, el parte informativo de los agentes que participaron en el arresto en flagrancia, así como resultados de una inspección ocular, un dictamen químico del departamento de Servicios Periciales y un dictamen fotográfico.
Por su parte, la defensoría pública argumentó que no podría vinculársele a proceso, toda vez que la detención de Alfredo fue arbitraria, mediante abuso de autoridad, transgrediendo a su derecho de transitar libremente en la vía pública, violación a sus derechos humanos, pues no debieron haberle revisado. Se alegó también que la droga portada, consistente en 0.55 milígramos, era para su uso personal.
Al resolver la juez, aprobó todas las pruebas presentadas por la representación social y desestimó las argumentaciones de la defensoría, al establecerse que en ningún momento se violaron sus derechos, pues los agentes cumpliendo con su labor de investigación y previa identificación solicitaron la revisión a Alfredo, quien dio el consentimiento.
En cuanto a que la droga es para el consumo de Alfredo, también se descalificó esta argumentación, toda vez que de haber contado con un permiso especificado por la ley general de salud estaría sujeto a cierta cantidad como lo es 0.40 milígramos y no a los 0.55 que le fueron asegurados.
Tras un receso, finalmente la juez dictó auto de vinculación a proceso a Alfredo, concediendo a petición del fiscal un mes para el cierre de la investigación.
Peritos químicos explicaron que la metanfetamina es un estimulante sumamente adictivo que afecta el sistema nervioso central.
Agregaron que aunque la mayoría de la metanfetamina que se usa en este país viene de laboratorios internacionales o nacionales, también se puede producir fácilmente en pequeños laboratorios clandestinos con ingredientes relativamente económicos que se pueden conseguir sin receta médica.
Indicaron que estos factores hacen de la metanfetamina una droga con un alto potencial para el abuso masivo.
La metanfetamina se conoce comúnmente como “anfeta”, “meta” y “tiza” en español o como “speed”, “meth” y “chalk” en inglés. Generalmente se refiere a la forma de la droga que se puede fumar como “hielo” (“ice”), “cristal” (“crystal”), “arranque” (“crank”) y “vidrio” (“glass”). Es un polvo blanco, cristalino, sin olor, y con sabor amargo que se disuelve fácilmente en agua o licor. La droga fue desarrollada a comienzos del siglo pasado como derivado de la anfetamina y originalmente se usó en descongestionantes nasales e inhaladores bronquiales. Al igual que la anfetamina, la metanfetamina aumenta la actividad y el habla, disminuye el apetito y produce una sensación general de bienestar. Sin embargo, la metanfetamina difiere de la anfetamina en que, cuando se usan en dosis similares, son mayores los niveles de metanfetamina que entran al cerebro, haciéndola una droga estimulante más poderosa con efectos más duraderos y dañinos sobre el sistema nervioso central.
La metanfetamina es un estimulante de la Lista II de la “Ley sobre Sustancias Fiscalizadas”, lo que significa que tiene un alto potencial para ser abusada y que se puede obtener solamente por medio de prescripción médica. Se utiliza para el tratamiento de la narcolepsia (un trastorno del sueño) y del trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Sin embargo, estos usos médicos son limitados y las dosis son mucho más bajas que las que se usan típicamente cuando la droga es abusada.