En líos, por allanar vivienda de párroco en Santa Rosa Panzacola, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

En líos, por allanar vivienda de párroco en Santa Rosa Panzacola, Oaxaca

La señora Alma Delia, en cumplimiento a la suspensión provisional de amparo, se presentó ante personal actuante del Juzgado Tercero Penal por su presunta responsabilidad en la comisión del delito…


En líos, por allanar  vivienda de párroco en Santa Rosa Panzacola, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

La señora Alma Delia, en cumplimiento a la suspensión provisional de amparo, se presentó ante personal actuante del Juzgado Tercero Penal por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de allanamiento de morada, en agravio del presbítero Manuel.
Trascendió que el ama de casa, al saber de la denuncia y la orden de aprehensión librada en su contra, optó por solicitar protección de la Justicia Federal, por ello bajo juicio de amparo 973/2017, el Juez Décimo de Distrito en el estado resolvió y otorgó la suspensión provisional de amparo a la quejosa.
En el expediente penal 73/2017, se establece, según la denuncia del párroco, que el 11 de diciembre de 2015, alrededor de las 13:00 horas, él se encontraba al interior de la casa habitación, ubicada en la privada de Monterrey, número 103 del fraccionamiento Elsa, Santa Rosa Panzacola.
Supuestamente, hasta ese lugar arribó la señora Alma Delia, quien, sin permiso alguno, entró a dicha vivienda.
Ante tal situación, el párroco decidió presentarse ante el agente del Ministerio Público y denunció el caso.
Consignada la averiguación previa, el Juez Tercero Penal libró a respectiva orden de aprehensión.
Se espera que, en las próximas horas, la indiciada rinda su declaración preparatoria con relación al caso.
Trascendió que el 10 de octubre de 2014, el párroco denunció públicamente ante varios medios de comunicación un supuesto atentado contra su integridad física, pues según él, habían cortado las mangueras del líquido para frenos de su vehículo.
El atentado dijo el párroco, se debe a que él y otros padres denunciaron actos de pederastia realizados por otro de sus compañeros en agravio de varios niños oaxaqueños.
Asimismo, denunció públicamente a otro presbítero y a la señora Alma Delia de acusarlo de violencia familiar.
Por su parte, la señora Alma Delia y su defensa, en marzo de 2016, acusó también, públicamente ante varios medios de comunicación, al presbítero Manuel del presunto delito de violencia familiar.