Era reservada, pero vendía droga y armas en su casa: así operaba ‘La Mitzi’, de La Unión Tepito | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Era reservada, pero vendía droga y armas en su casa: así operaba ‘La Mitzi’, de La Unión Tepito

Mitzi Yunuen ‘N’ y su mamá fueron detenidas porque comercializaban armas y drogas desde su casa y era un punto generador de violencia importante en la zona; autoridades esperan detener a ‘El Chori’.


Era reservada, pero vendía droga y armas en su casa: así operaba ‘La Mitzi’, de La Unión Tepito | El Imparcial de Oaxaca

Mitzi Yunuen ‘N’ y su mamá fueron detenidas porque comercializaban armas y drogas desde su casa y era un punto generador de violencia importante en la zona; autoridades esperan detener a ‘El Chori’.

Sumado a las labores de investigación, fueron diversas denuncias recibidas a través de la Unidad de Contacto del Secretario las que permitieron a la corporación el establecer la ubicación y operaciones de La Mitzi, de 26 años, quien vivía con su madre.

“Esta detención es derivada de una orden de cateo que principalmente derivó de una labor de inteligencia, una labor de investigación, que viene aunado a todo el trabajo que se ha venido realizando para la desarticulación de este grupo delictivo que es la Unión de Tepito.

“Pudimos corroborar que en este lugar donde se llevó a cabo la detención de La Mitzi y su madre, se comercializaban armas, drogas y era un punto generador de violencia importante en la zona, por lo cual se tuvo que actuar”, detalló a MILENIO un agente del área de inteligencia de la policía capitalina.

Este lugar era su centro de operaciones donde cotidianamente distribuía drogas y armas, de manera que en el cateo se aseguraron alrededor de 129 envoltorios con mariguana; 200 envoltorios con cocaína, una bolsa de plástico que contenía aproximadamente 300 gramos de la misma sustancia, así como un arma larga y un celular.

Las investigaciones de las autoridades señalan que está mujer ya no era nada más la novia de El Chori, sino que ya ocupaba un lugar dentro de la organización criminal.

“Más que un rol como tal, pues al final este tipo de personas que están relacionadas con alguien (en el grupo delictivo) empiezan a trabajar, por así llamarlo, en esas mismas conductas delictivas, ese punto era un generador de violencia porque ya se comercializaban narcóticos. Ya iban personas a comprar el narcótico a esa vivienda y ella obviamente no lo vendía tanto como narcomenudeo, sino a ciertas cantidades, también comercializaba armamento, entonces no nada más era la novia, sino estaba también ya inmersa o pertenecía al grupo delictivo”.

El agente explicó que en su detención , Mitzi Yunuen ‘N’ fue reservada, que al principio intentó disuadir y negar toda participación en los hechos a los que se le relacionaron por las sustancias que se hallaron en su domicilio.

Incluso, mencionó que además de la venta de drogas y armamento en la Magdalena Contreras, La Mitzi también tenía presencia en otras zonas como el Centro Histórico, lugar de operaciones de su novio,y que esta captura es una de las acciones que tienen como finalidad la aprehensión de El Chori, siendo este uno de los objetivos prioritarios de la policía de la Ciudad de México.

“Es la facción que ahorita todas las labores de inteligencia e investigación estamos puestas para hacer una acción pronta para la detención de esta persona (El Chori) y de los demás integrantes de esta. Todas las detenciones que se hacen con labores de inteligencia e investigación muchos datos nos van a aportar para realizar esa detención porque la captura nos va a acercar a los demás participes o integrantes de la agrupación”.

Actualmente, La Mitzi y su madre Laura enfrentan un proceso por su presunta responsabilidad en los delitos de narcotráfico y portación de armas de uso exclusivo del Ejército, y por el cual permanecen presas en el penal de Santa Martha Acatitla.