Indagan el caso de hombre degollado en Santa Lucía del Camino | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Indagan el caso de hombre degollado en Santa Lucía del Camino

Tras una supuesta riña un hombre fue atacado con una navaja en la yugular y murió desangrado


Indagan el caso de hombre degollado en Santa Lucía del Camino | El Imparcial de Oaxaca

Luego de que un hombre fue degollado tras una presunta riña en el interior del Bar Candela ubicado en la colonia El Bajío, de Santa Lucía del Camino, las autoridades investigan los hechos y el cadáver sigue en calidad de desconocido.

La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), informó que la causa de la muerte del hombre, de entre 45 y 50 años de edad, fue por desangrado al cortarle la arteria yugular.

Al servicio forense del Instituto de Servicios Periciales se presentaron tres personas que no encuentran a sus familiares, pero todas refirieron que las características de la víctima no coincidían con las de sus fmiliares.

La Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) analiza las cámaras de seguridad de la zona, para poder identificar a los presuntos responsables del crimen.

En el lugar del homicidio trascendió que ahora occiso era de Santa María Ixcotel, pero eso no se confirmó y aún no han alguna pista que permita dar con su identidad o localizar a sus familiares.

De acuerdo a las versiones de las meseras del antro, todo sucedió muy rápido, ya que el finado comenzó a discutir con dos tipos que se encontraba también tomando dentro de bar, luego salieron y en l acalle continúo la gresca y cuando el hombre pretendía abordar un automóvil tipo Pointer de color gris, estacionado sobre la calle de Lago de Texcoco, lo atacaron a navajazos, asestándole una en el cuello, a la altura de la arteria yugular, lo que provocó que se desangrara hasta morir.

Uno de los agresores portaba sudadera y casco color rojo y el otro, una playera blanca y pans de color negro, quienes al ver morir a su víctima abordaron una moto y se dieron a la fuga con rumbo desconocido.