Se despiden de bombero en Tlacolula de Matamoros | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Se despiden de bombero en Tlacolula de Matamoros

El presidente del patronado de del Heroico de Rescate y Bomberos voluntarios de Tlacolula A.C. fue secuestrado y asesinado


Se despiden de bombero en Tlacolula de Matamoros | El Imparcial de Oaxaca

Compañeros, amigos y familiares le dieron el último adiós al Presidente del Patronado del Heroico Cuerpo de Rescate de Bomberos Voluntarios de Tlacolula A.C., Gabriel Marino G.C., quien fue secuestrado y asesinado la madrugada del domingo por sujetos desconocidos, su cuerpo fue localizado en el interior de su unidad, la cual fue volcada sobre la carretera que va a San Pedro y San Pablo Mixes, a la altura del kilómetro 80 más 200, en el entronque con Santo Domingo Tepuxtepec.

A Gabriel Marino ya lo habían amenazado para exigirle derecho de piso o de lo contrario lo levantarían, comentaron sus trabajadores, recordaron que la víctima había dicho que si lo secuestraban no pagaría el rescate, porque de todos modos lo iban a matar, “por eso no voy a dejar a mi familia desprotegida porque ya me va a tocar”, contaron en el velorio. Por ello se cree que fue asesinado por sus secuestradores. 

El cortejo fúnebre salió, alrededor de las 11:30 horas de ayer, de su domicilio ubicado en la Sección Séptima de Tlacolula de Matamoros, lugar en donde sus compañeros montaron una guardia de honor e hicieron el pase de lista por última vez al cuerpo del bombero y comerciante. Luego los restos fueron trasladados a su ferretería de nombre San José, ubicada sobre la avenida Juárez.

El cuerpo fue cargado por los paramédicos de bomberos hasta la iglesia de Santa María Asunción, Tlacolula, a donde arribó a las 12:00 horas, para la misa de cuerpo presente.

Posteriormente, el cortejo fúnebre continúo su recorrido hasta el panteón municipal, ubicado en la Quinta Sección, en donde todo fue tristeza, caras largas, llanto y coraje, ahí recordaron a Gabriel Marino como un hombre altruista, un hombre que nunca le huyó a los retos, de buen corazón, ya que todo apoyo que se le solicitaba en su pueblo, lo daba, nunca dijo, no.

El féretro con los restos de Gabriel Marino fueron depositados en la madre tierra alrededor de las 14:00 horas, dándole su último adiós. Descanse en Paz.