En grave peligro pacientes del Hospital Civil | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

En grave peligro pacientes del Hospital Civil

No sirven los ascensores, ”todos por las escaleras”, aunque se jueguen el pellejo


En grave peligro pacientes del Hospital Civil | El Imparcial de Oaxaca

Todos por la escalera, sin excepción alguna, fue la orden del personal administrativo del Hospital General, Doctor Aurelio Valdivieso ante la falla en los ascensores.

Ayer, quedó al descubierto las condiciones en que se trabaja en el nosocomio que se localiza al norte de la capital de Oaxaca, en donde la falta de funcionamiento de los ascensores ha sido una de las deficiencias a las que se han enfrentado en los últimos días, personal del lugar y pacientes.

“Los ascensores llevan meses descompuestos” aseguran trabajadores del nosocomio, “sólo quedaba uno en servicio, pero funcionaba a medias, ahora ya no sirve”, confirmaron.

Por otra parte refieren que personal administrativo hace caso omiso a la problemática presentada, la cual se acentúa ya que pacientes graves, mujeres embarazadas y adultos mayores tienen que utilizar las escaleras.

Quienes están pagando las consecuencias son los camilleros y los pacientes, comentaron, pues ahora los traslados son por las escaleras. Con el riego de que alguno de los pacientes caigan de las escaleras.

Hace unos días en la sala de urgencias de este hospital, paramédicos de Santa Lucía del Camino tiraron a un paciente cuando lo bajaban de su unidad para ingresarlo y el servicio hospitalario y fue a nivel de piso, ahora por las escaleras la probabilidad de sufrir una caída es mayor.

En esta situación es necesaria la ayuda de al menos cinco personas para el traslado de los pacientes y cargar la camilla hacia los demás pisos, con el riesgo que esto ocasione un accidente mayor.

Piden a las autoridades correspondientes tomar cartas en el asunto, por el bien de la ciudadanía, que es quien paga las consecuencias de un mal servicio.