Honor a quien honor merece | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Honor a quien honor merece

El uniformado murió al momento de brindar su servicio, víctima de una emboscada en la jurisdicción de Santiago Tamazola


Honor a quien honor merece | El Imparcial de Oaxaca

“Fue una agresión artera y cobarde, nuestro compañero caído demostró siempre compromiso, honestidad, valentía y disciplina”, fueron las palabras del Secretario de Seguridad Púbica de Oaxaca, Heliodo Díaz Escárraga, durante el homenaje póstumo que se realizó ayer al policía Ricardo Zárate García, victimado en una emboscada en jurisdicción de Santiago Tamazola, en la región de la Mixteca.

Desde muy temprana hora, desde el domicilio del elemento caído en cumplimiento del deber, uniformados llevaron en caravana el ataúd del policía preventivo hacia el cuartel general de la Policía Estatal, ubicado en San Bartolo Coyotepec.

En una carreta jalada por un caballo y custodiada por decenas de patrullas y policías a pie, fue conducido el cuerpo para rendirle honores.

Ricardo Zárate García fue abatido la tarde del pasado jueves, en el paraje “Tierra Blanca”. 

En el lugar los agresores escondidos desde la maleza, dispararon contra la unidad policial que realizaba un patrullaje de vigilancia en la zona.

Díaz Escárraga afirmó que el ataque fue “una agresión artera y cobarde”.

Dijo que no quedará impune, precisando que ya existe una investigación en la Fiscalía General de Justicia para aclarar los hechos y castigar a los responsables.

Detalló que se pagarán los seguros que correspondan a la viuda, y a los huérfanos.

“Nuestro compañero caído demostró siempre, compromiso, entereza, honestidad y disciplina, como un buen policía, hasta el último de sus días, y murió defendiendo por lo que se comprometió por sus principios, su vocación por combatir a la delincuencia y defender la legalidad, y protegernos a todos nosotros”, dijo ante cientos de uniformados. 

En el acto la bandera fue izada a media asta y se pasó lista ante la tropa, además de que sonó el toque de diana y se entonó el “Dios Nunca Muere”.

De acuerdo con archivos periodísticos, hasta el mes de abril de este año, al menos 51 policías entre estatales y municipales han perdido la vida en los últimos cuatro años (2018-2021), en el cumplimiento de su deber.

Según la organización Causa Común en la estadística están incluidos los tres policías municipales de San Pablo Coatlán que fueron ejecutados y luego calcinados junto con su patrulla.

La agrupación recordó que tan solo en el 2018, 14 policías fueron victimados en la entidad, mientras que para el 2019 la cifra fue de 19 elementos.

En el año 2020, la estadística descendió al solo registrarse únicamente el asesinato de 15 policías.

A esta estadística se suman 17 elementos de seguridad que han muerto víctimas de Covid-19 hasta diciembre pasado.

Por el número de muertes violentas, Causa Común indicó que Oaxaca ocupa el lugar número 11 del país como la entidad con el mayor número de elementos caídos entre 2018 y 2020.

El reporte indicó que los once estados más peligrosos para realizar funciones de seguridad pública son Guanajuato, donde fueron ultimados 223 elementos; Estado de México, donde durante el último trienio asesinaron a 109 efectivos, y Guerrero, en tercer lugar, con 107 agentes víctimas de homicidio doloso.

Antes que Oaxaca, aparecen en la lista Chihuahua (98), Veracruz (84), Michoacán (83), Jalisco (76), Puebla (67), Ciudad de México (64) y Sonora (54).