Asesinan a taxista en San Pablo Etla | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Asesinan a taxista en San Pablo Etla

Sentencian a 35 años de prisión al brazo derecho de El Comandante Cejas: FGEO; el caso de suscitó el 11 de septiembre de 2018


Asesinan a taxista en San Pablo Etla | El Imparcial de Oaxaca

José Guadalupe M. G., El Michoacano o El Necio, integrante de una presunta y sanguinaria banda que lideraba “El Comandante Cejas” y que, en el 2018, fue el azote de taxistas en una presunta ‘limpia’, fue hallado culpable del homicidio del taxista Teódulo R. R., cuyo cuerpo fue localizado en el interior del auto de alquiler frente a las oficinas de bienes comunales de San Pablo Etla.

La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) dio a conocer ayer por la tarde que obtuvo, del Tribunal de Enjuiciamiento, sentencia condenatoria de 35 años de prisión contra José Guadalupe, responsable del delito de homicidio calificado con ventaja, en agravio de T. R. R., cometido en septiembre de 2018 en la Ciudad de Oaxaca de Juárez.

En su comunicado cita que según la carpeta de investigación 9200/ETLA/2018, el 11 de septiembre de 2018, el imputado y otros sujetos privaron de la libertad a la víctima y posteriormente lo estrangularon, situación que le causó la muerte; el cuerpo fue abandonado en inmediaciones de la agencia de Trinidad de Viguera de Oaxaca de Juárez.

LA CAPTURA

José Guadalupe, fue detenido la noche del sábado 22 de septiembre del 2018, cuando a bordo de un automóvil Volkswagen tipo Jetta, de color rojo, se desplazaba en la carretera de cuota a México, en jurisdicción de Tehuacán, Puebla.

Elementos de la Policía Federal, división caminos lo detuvieron junto con Armando y Alexis, ya que acompañaban a Valeriano y Gilberto alias El Vale y Chaca o Yajirobe, quienes huían al contar con órdenes de aprehensión.

CRUEL HISTORIA

Las investigaciones para el esclarecimiento de este y otros crímenes relacionados, perpetrados por el comando de El Comandante Cejas, revelaron el posible motivo de las ejecuciones y la espeluznante forma en que se consumaban.

Un testigo declaró que en julio de 2018, conoció a una mujer identificada por la policía como M.P. en San Pedro Ixtlahuaca, quien le ofreció trabajo de chofer con un sueldo de mil pesos por cada viaje que haría a la región del Istmo de Tehuantepec.

Recientemente el testigo había llegado a esta ciudad, a rentar en la zona de Ixtlahuaca, estaba sin trabajo, por ello la oferta le interesó, pero cuando le explicó la mujer de lo que se trataba la pensó, aunque finalmente aceptó.

En su primer viaje, al testigo le encomiendan ir a El Porvenir, adelante de Juchitán de Zaragoza, rumbo a Chiapas, donde recogerían a un grupo de ilegales para traerlo a la capital, precisamente a una vivienda situada en la calzada El Panteón por el camino a San Pablo, Etla, en el paraje El Guaje, agencia de Trinidad de Viguera. Ese día prefirió no conducir e ir como copiloto.

En una segunda ocasión, en esta casa le presentan a Gilberto y a Valeriano (detenidos por el homicidio del taxista Marcelo G.G.), los tres se llevan una sorpresa porque son primos, pero nunca pensaban encontrarse en este lugar.

Conoce también a Juan P. R., a José Guadalupe (sentenciado) y a varios hombres más, a todos los que ahora están involucrados en los dos homicidios de taxistas.

Relativo al 11 de septiembre, fecha en que levantan y asesinan al taxista Teódulo R. R., recordó que un día anterior lo mandaron por otro viaje a El Porvenir, a donde llegó a las 2 de la mañana del día 11 de septiembre, pero tuvo que regresarse solo porque no estaban las personas para trasladar.

Llegó a la casa de Viguera a las 23:00 horas, a bordo de un automóvil Tiida, color gris. Frente a la vivienda estaba estacionada una camioneta Escape, viejita, color rojo.

Hizo ruido al ingresar, por ello otro integrante de la banda le abrió y le gritó: metete rápido a la v…”

En el interior vio que estaba un taxi y en la sala estaban sus primos Gilberto y Valeriano, mientras que en el comedor se encontraba Juan con unas armas cortas y largas, así como con cartulinas fosforescentes y un mecate color amarrillo con azul.

Poco después, ve que en la cocina, cerca del baño, Gilberto le grita a alguien “ya te cargó la v…”, a su lado estaban otros, entre ellos José Guadalupe, El Michoacano o El Necio.

“Ven pendejo, para que veas si andas de soplón”, le dijeron sus primos.

En el cuarto de paredes color rosa, se da cuenta que tienen a un hombre de bóxer, hincado y que otros hombres lo tenían sometido, apuntándole con armas de fuego.

Durante la estrangulación de la víctima, Juan tomó su teléfono celular y comenzó a grabar, mientras otro se puso una bolsa en la boca para distorsionar su voz y comenzó a hablar, a enviar advertencias, mientras Gilberto incitaba: “ahora sí enséñale cómo se mueren esos del sindicato”.

“Quien quiera jugarle al v…puto”, dijo, otro mientras apretaban la soga del cuello del taxista Teodulo.

Más tarde, Carlos, El Crack, (detenido) y otro prófugo, salieron cargando el cuerpo con los pies y manos atadas.

Carlos, El Crack, se sube al taxi y otro lo sigue en la camioneta Escape, para ir a abandonar el cuerpo con rumbo hacía Viguera.

AMENAZAN A TESTIGO

Al siguiente día el testigo es amenazado, El Crack le enseña dos balas: “una para ti y otra para la perra de tu pareja”.

Días después, le indican también que deberá acompañarlos a un viaje o de lo contrario lo iban a matar y enfilan hacia la súper, donde cinco son arrestados, entre ellos Gilberto. El Chaka y Valeriano, El Vale, los primeros a quienes la Fiscalía General del Estado, les ejecuta una orden de aprehensión por el homicidio de Marcelo G. G., otro hecho desgarrador.