Mujer huye de su hogar en Santa Lucía del Camino; teme por su vida | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Mujer huye de su hogar en Santa Lucía del Camino; teme por su vida

Margarita, ama de casa y dedicada a la venta de tortillas, tuvo que salir huyendo de su propio domicilio.


Mujer huye de su hogar en Santa Lucía del Camino; teme por su vida | El Imparcial de Oaxaca
InText ADEQ

Margarita, ama de casa y dedicada a la venta de tortillas en Santa Lucía del Camino, no pudo sola en su lucha contra la violencia que sufría y tuvo que salir huyendo de su propio domicilio.

Margarita fue víctima de golpes y su caso llegó a instancias municipales y estatales en donde, según, “le brindaron protección”, sin embargo, su caso no se judicializó.

Las agresiones siguieron en su domicilio y en una de tantas golpizas que le propinó su esposo, intervinieron dependencias estatales, logrando la detención de su agresor, quien estuvo tras las rejas dos días y luego fue liberado.

 Clientes de Margarita narran que de manera continua la mujer era maltratada por su marido, pero que no tenía el apoyo de las autoridades, pues a pesar de denunciar que su esposo la golpeaba, quien además, siempre estaba bajo los influjos de alguna droga o sustancia tóxica, no fue escuchada.

Sus clientes se preocupaban por la situación de Margarita, quien aprovechaba los cinco o diez minutos en lo que los atendía para narrarles el infierno en que vivía.

 Un día Margarita no volvió más a las calles y las tortillas tampoco llegaron como de costumbre sus clientes, los cuales se preocuparon por ella, pero poco pudieron hacer, luego se enteraron que el sujeto al salir después de haber sido denunciado y salido libre, regresó a su domicilio y volvió agredir salvajemente a la mujer, quien finalmente ante la impotencia de no encontrar justicia salió huyendo de su propio domicilio.

Historias como esta se cuentan a diario, pero pareciera que en Oaxaca las autoridades y dependencias encargadas de impartir justicia para las mujeres violentadas están ausentes y sin hacer su trabajo.