Familiares de maestra en Matías Romero exigen justicia por presunto asesinato | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Familiares de maestra en Matías Romero exigen justicia por presunto asesinato

Aseguran que la joven docente no se suicidó, como indican las autoridades


Familiares de maestra en Matías Romero exigen justicia por presunto asesinato | El Imparcial de Oaxaca

Por Joaquín Herrera

La tarde del pasado sábado, familiares y amigos de Alma Lilia J. D. L. se manifestaron a las afueras de la Escuela Preparatoria Federal por Cooperación “Justo Sierra”, para exigir a las autoridades correspondientes que su muerte no quede impune.

En el lugar colocaron cartulinas y una manta en donde piden se investigue lo sucedido y se castigue a los culpables.

Ya que los padres de la joven María del Rosario Jiménez Hernández y Andrés Jiménez López, aseguran que la mujer no se suicidó como quieren hacer creer las autoridades. 

Cabe destacar que el cuerpo de quien fuera prefecta de dicho plantel fue localizado el pasado jueves colgando de una soga en el cuello.

Sus familiares dijeron que horas antes recibieron una llamada en donde la ahora occisa pedía auxilio porque pretendían asesinarla.

Comentaron que la joven mujer vivía en un espacio de esa escuela que le había sido autorizado por el director Ángel Ramírez García, para que se ahorrara la renta.

Los afectados señalaron que su hija tenía muchas ilusiones, como por ejemplo culminar su preparación académica, sacar adelante a sus tres hijos y realizarle su fiesta de quince años a su hija mayor, por lo que sospechan que en todo esto tiene que ver su pareja sentimental quien labora en dicho plantel.

Por su parte, una comisión de Derechos Humanos aceptó apoyar a la familia quienes denunciaron que en la fiscalía de esta ciudad se negaron atenderlos, y no les regresaron las pertenencias de la víctima como un teléfono celular que acababa de comprar, así como tarjetas de crédito; únicamente les devolvieron una bolsa con algunos objetos sin importancia, concluyeron.