Santa María del Mar en el olvido por 11 años | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Santa María del Mar en el olvido por 11 años

Más de 300 niños en edad escolar de Santa Maria del Mar no cuentan con energía eléctrica para iniciar sus clases este lunes 24 de agosto.


Santa María del Mar en el olvido por 11 años | El Imparcial de Oaxaca

Cientos de niños de Santa María del Mar no tienen escuela desde hace años y ahora carecen de los medios para educarse a distancia.

En esta comunidad de Juchitán de Zaragoza, las tres escuelas se encuentran cerradas desde antes de la pandemia ya que sus instalaciones resultaron dañadas por el terremoto del 2017.

Las empresas constructoras contratadas para la rehabilitación de los espacios educativos no cumplieron con la totalidad de su compromiso debido a problemas y costos para el traslado de los materiales de construcción.

Ante la falta de energía eléctrica en el pueblo, más de trescientos niños en edad escolar habitantes de la comunidad no tienen medios electrónicos para recibir sus clases este lunes 24 de agosto.

El conflicto

Entre el 17 y 18 de octubre del 2009, habitantes del municipio de San Mateo del Mar, destruyeron las tres mojoneras que limitaban sus tierras con Santa María del Mar, e invadieron 1300 hectáreas propiedad de la agencia municipal de Juchitán, con lo cual se agudizó el conflicto limítrofe que inició desde el 2005.

El 19 de octubre del 2009, los huaves de San Mateo del Mar, bloquearon el único acceso terrestre con el que contaban más de un millar de habitantes de Santa María del Mar, colocando postes, cadenas, y una caseta de vigilancia en donde hombres armados impiden el paso.

El 6 de diciembre del mismo año, hombres armados ingresaron a ranchos de Santa María, en donde saquearon y quemaron las viviendas, además de robarse el ganado y aves de corral; para julio del 2010 los huaves de San Mateo secuestraron a Ernesto Jiménez y Rosendo López, dos personas de la tercera edad que pastoreaban su ganado.

El 10 de diciembre del 2011, nuevamente los huaves de San Mateo secuestraron a los señores Alejandro Rivera y a Saúl Castillo de 70 y 59 años de edad respectivamente, a quienes golpearon y torturaron llevándolos a su cabecera municipal en donde permanecieron recluidos en la cárcel local.

Desde el 2009, los habitantes de Santa María del Mar utilizan lanchas para trasladar el producto del mar que venden en su cabecera municipal, y para introducir víveres, combustible, materiales de construcción, ganado, además de vehículos, o cualquier artículo que necesiten para subsistir, debido a que las autoridades estatales y federales no han logrado solucionar el problema.

El 25 de noviembre del 2014, los habitantes de San Mateo dejaron sin el suministro de energía eléctrica a Santa María, al derribar postes de madera y concreto además de robar el cableado propiedad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que, hasta la fecha, el servicio se encuentra suspendido en esa comunidad enclavada en la Barra de Santa Teresa.

Durante la temporada invernal, los fuertes vientos que azotan la zona lagunar multiplican el riesgo de volcadura de las lanchas que transportan a las mujeres, hombres, niños y ancianos de Santa María, quienes, por cuestiones de salud, y sobrevivencia se ven obligados a utilizar este medio de transporte.

Debido a los fuertes vientos que provocaron grandes olas en la zona lagunar, se registró la volcadura de una lancha que transportaba a diez pasajeros entre ellos maestros de los tres planteles educativos con los que cuenta está comunidad, de los cuales siete fueron rescatados con vida, y tres de ellos fallecieron, 

A pesar de que las diferentes instancias de justicia agraria le dieron la razón a Santa María del Mar, y el Tribunal Superior Agrario ejecutó su sentencia el 19 de junio del 2018 a su favor, el caso fue archivado como asunto concluido.