Una riña, probable móvil del decapitado en Xoxocotlán, Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Una riña, probable móvil del decapitado en Xoxocotlán, Oaxaca

Todo indica que el crimen del esposo de una profesora de educación indígena fue fortuito; sin embargo, agotarán todas las líneas de investigación

Una riña, probable móvil del decapitado en Xoxocotlán, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Después de que Rufino, esposo de una profesora de educación indígena de la Sección 22 fuera decapitado y cuyo cuerpo encontraron en el río Atoyac, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) ha abierto diversas líneas para establecer el móvil del crimen.

 

Trascendió que el móvil podría ser una riña, algo fortuito durante una noche de copas; sin embargo, no se descartan otras líneas, en las que podría estar una posible venganza. Con relación al crimen, los agentes se mantienen herméticos debido al avance de las indagatorias.

Como es de recordar, el pasado jueves 10 de agosto, minutos antes de las 09:00 horas, se recibió un reporte al Centro de Control C-4 por personas que limpiaban la ribera del río Atoyac, cerca del puente de la Exgarita de Xoxocotlán, en la cual indicaban que a la altura de la carretera que conduce al rancho Sangre El Cristo de la colonia Reforma Agraria, en el agua y entre basura se hallaba un cuerpo putrefacto.

De inmediato, elementos de la Policía Municipal arribaron al sitio y tras corroborar el hallazgo, solicitaron la presencia de personal de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) del grupo de Homicidios. Minutos después, los uniformados realizaron el acordonamiento del sitio; asimismo, pidieron ayuda a elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos Oaxaca (HCBO) para que sustrajeran del río el cuerpo.

A las 10:40 horas, luego de las diligencias, los bomberos realizaron maniobras y recuperaron el cuerpo, el cual tenía cercenada la cabeza y presentaba diversas heridas punzocortantes en el tórax. Pasadas las 11:00 horas, al lugar arribó la profesora de la Zona Escolar 121, San Miguel Lachiguiri, Delegación Sindical D – I – 259 Jefatura de Ixtepec región del Istmo del Nivel de Educación Indígena; así como su papá, su hermana y sus dos pequeñas hijas, una de dos años y otra de ocho meses de nacida.

Tras reconocer la ropa, así como el tatuaje de una calavera que tenía en el brazo izquierdo el occiso, la maestra, aseguró que se trataba de su esposo Rufino.

Un día después, el viernes 11 de agosto, la cabeza cercenada fue hallada a unos metros del puente de la Exgarita de Xoxo, a unos 50 metros de donde fue hallado el cuerpo y elementos de la AEI realizó las diligencias correspondientes.

En las primeras indagatorias se estableció que en el Departamento de Personas No Localizadas dependiente de la Fiscalía General del Estado (FGE) se inició una carpeta de investigación por la desaparición de Rufino, de 28 años de edad.

En la denuncia, se establece que el jueves tres de agosto, Rufino y su esposa arribaron a esta ciudad para realizar diversos trámites. Debido a que no tienen familia en la capital, pidieron alojamiento en casa de uno de sus conocidos, ubicada en la colonia Reforma Agraria. Ese jueves, Rufino y un tablajero, quien se dedica a la matanza de cerdos, salieron a dar una vuelta; sin embargo, llegada la noche Rufino ya no regresó.

Supuestamente el tablajero refirió que a Rufino alrededor de las 21:00 horas, le había perdido la pista entre el camino de la Central de Abasto y la colonia Reforma Agraria. Debido a que no aparecía, familiares y amigos, por medio de redes sociales principalmente en Facebook, difundieron una fotografía para que ayudaran a su localización.

Del caso, un fiscal de la mesa de Homicidios dio inicio a una carpeta de investigación en contra de quien o quienes resulten responsables del delito de homicidio. Ahora las primeras investigaciones indican que pudo tratarse de una riña fortuita; sin embargo, no descartan otras líneas a indagar.

 

Relacionadas: