Adolescente es asesinada por su padre por "dañar el prestigio" de su hogar
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Adolescente es asesinada por su padre por “dañar el prestigio” de su hogar

El hombre decapitó a su hija por “haber dañado el prestigio” de la casa

Adolescente es asesinada por su padre por “dañar el prestigio” de su hogar | El Imparcial de Oaxaca

El código penal islámico de Irán reduce las medidas punitivas para los padres y otros miembros de la familia cuando cometen “crímenes de honor”

Romina Ashrafi, una adolescente de 14 años, fue asesinada por su padre, luego de haber intentado huir de casa con su novio de 35 años.

El hombre decapitó a su hija con una hoz, y tras entregarse a la policía explicó que cometió un “crimen de honor”, una práctica que persiste en varios sectores de la sociedad iraní y es perpetrada por familiares que alegan que sus víctimas dañaron el prestigio o la honra del hogar.

Tras el arresto del padre de la víctima, diversos medios de comunicación e internautas condenaron los hechos a través del hashtag #Romina_Ashrafi y se manifestaron en contra de la naturaleza patriarcal de la sociedad de Irán en general.

Al respecto, Shahindokht Molaverdi, exvicepresidenta de Asuntos Familiares y de Mujeres y actual secretaria de la Sociedad para la Protección de los Derechos de la Mujer de Irán, destacó que el caso de Romina no es el único y estos continuarán “mientras la ley y las culturas dominantes en las comunidades locales y globales no sean lo suficientemente disuasorias”.

De acuerdo con la BBC, el código penal islámico de Irán reduce las medidas punitivas para los padres y otros miembros de la familia que son condenados por asesinato o por dañar físicamente a niños en casos de violencia doméstica o “crímenes de honor”.

Cuando un hombre es declarado culpable de asesinar a su hija en esas situaciones, el castigo es entre 3 y 10 años de prisión, en lugar de la sentencia de pena de muerte habitual o el pago de diyeh (dinero de sangre) por los casos de asesinato.

Actualmente no existen estadísticas sobre la cantidad de “crímenes de honor” que se producen en Irán, pero los activistas de derechos humanos informaron el año pasado que no han dejado de producirse, particularmente entre las poblaciones rurales y tribales.

La mayoría de estos crímenes se justifican bajo el argumento de que la víctima desobedeció o deshonró a la familia, mantuvo relaciones homosexuales o sexo premarital, entre otras faltas.