Sin pistas de los secuestradores y asesinos de superintendente
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Sin pistas de los secuestradores y asesinos de superintendente

Los hechos se registraron el 26 de noviembre, cuando un campesino encontró el cadáver del funcionario de la CFE, el cual estaba maniatado y cubierto de los ojos, además presentaba signos de tortura

  • Sin pistas de los secuestradores y asesinos de superintendente
  • Sin pistas de los secuestradores y asesinos de superintendente
  • Sin pistas de los secuestradores y asesinos de superintendente

A 22 días de que fuera secuestrado y asesinado el superintendente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Oaxaca, Esteban Pablo Cervantes y cuyo cuerpo fue arrojado en el cauce de río que pasa sobre la carretera 175 Oaxaca-Tuxtepec, en la jurisdicción de Tlalixtac de Cabrera, la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) no tiene pistas de los delincuentes.

En las investigaciones de la Policía se menciona que a seis meses de ser nombrado Esteban superintendente de la CFE, fue denunciado por trabajadores de la misma institución por el delito de acoso sexual, según la denuncia hecha el 29 de marzo del 2016.

A pesar de las entrevistas realizadas por el agente del Ministerio Público a la familia de la víctima, así como compañeros de trabajo y tras la revisión de videos del lugar en donde fue levantado, los agentes no han logrado establecer el móvil del crimen ni la identidad de los responsables.

Se tiene referencia que el pasado lunes 25 de noviembre, un comando armado había secuestrado al funcionario y para liberarlo pedían un millón de pesos.

Fue el martes 26 de noviembre al mediodía, cuando un vecino de Tlalixtac cortaba leña en el cauce del río a la altura del paraje La Calavera, en el kilómetro 205, en donde localizó el cuerpo de un hombre sin vida.

Al tener conocimiento de los hechos elementos de la AEI y peritos arribaron al lugar para realizar las diligencias correspondientes, luego levantaron el cuerpo que se encontraba vendado y atado de las manos, pero no contaba con alguna identificación.

Los restos fueron trasladados al anfiteatro del Instituto de Servicios Periciales, en San Bartolo Coyotepec, lugar en donde el cuerpo fue identificado por sus familiares, quienes señalaron que la víctima era el superintendente de la CFE en Oaxaca.

 

Relacionadas: