Rinden homenaje a policías caídos en Coatlán | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Rinden homenaje a policías caídos en Coatlán

La masacre generó indignación entre los compañeros de los policías caídos, quienes incluso amagaron con realizar un paro en caso de que no se castigue a los responsables del multihomicidio


Rinden homenaje a policías caídos en Coatlán | El Imparcial de Oaxaca

La dirección de la Policía Estatal rindió ayer por la mañana un homenaje póstumo a los policías Máximo Medrano Onofre; Hildeberto de Jesús Flores Ibáñez; Pedro López Ramírez; Bryan de Jesús Talledos Toribio y Germán Jiménez López, asesinados en el cumplimiento de su deber el pasado viernes 8 de noviembre del 2019 en San Vicente Coatlán, Miahuatlán, al ser emboscados en las patrullas en que viajaba, por sujetos fuertemente armados, al parecer vecinos de la zona.

Llegan los cuerpos

Alrededor de las 11:00 horas, arribó al cuartel de Seguridad Pública, en Santa María Coyotepec, el cortejo fúnebre con las cinco carrosas que partió del centro de la ciudad, de una conocida funeraria, el cual era escoltado por varias patrullas, en donde también viajaban los familiares de las víctimas las cuales era originarias de San pablo Huixtepec, Cuicatlán, Cuilápam, Puerto Escondido y Ejutla de Crespo.

En el interior del cuartel, ya esperaban el Secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública en Oaxaca, José Manuel Vera Salinas; el Secretario de Seguridad Pública, Ernesto Salcedo Rosales; el coordinador de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), el Comisionado de la Policía Estatal, así como esposas, hijos, padres, amigos y compañeros de los policías masacrados.

Los ataúdes color caoba que contenía los cuerpos de los policías, entraron a paso lento en manos de sus compañeros, los elementos de la Unidad Policial de Operaciones Especiales (UPOE), quienes hasta el pie de la asta bandera colocaron a los cinco acaecidos en donde otros policías aguardaban la llegada con sus fotografías.

Luego se realizó el izamiento de la bandera y el acostumbrado pase de lista, para recordar oficialmente por última vez a las víctimas quienes fallecieron violentamente en el desempeño de su labor, lo que generó indignación entre sus compañeros que incluso amagaron con realizar un paro en caso de que no se castigue a los responsables del multihomicidio.

¿Cómo fueron los hechos?

El comisionado de la Policía Estatal, Raúl Antonio Castillejos Solís, informó a los presentes la lamentable forma en que sus compañeros perdieron la vida.

Dijo que el pasado viernes a las 18:00 horas, los policías fallecidos, así como los dos lesionados, realizaban un patrullaje en la zona en donde se construye la súper carretera, en el tramo que va de Yogana a Puerto Escondido, ante los constantes robos en el lugar de materiales para construcción e intento de robo de maquinaria pesada.

Iban a bordo de las unidades con número económico 1730 y 1718, todo parecía normal, pero intempestivamente a la altura del tercero punto de La Cementera de la población de San Vicente Coatlán, fueron emboscados cobardemente por sujetos fuertemente armados, quienes se ocultaban entre la maleza y no les dieron tiempo a los uniformados de defenderse, desatándose la masacre.

Un ataque ventajoso y deleznable

El secretario de Seguridad Pública, Raúl Ernesto Salcedo Rosales, se comprometió con las familias de los deudos a acompañarlos y garantizarles que se cumplan todos los beneficios y derechos a resarcir en la medida de lo posible.

Salcedo Rosales manifestó que “hay enojo e irritación. La irritación la compartimos porque aunque la policía iba con el equipo táctico y armada, fue un ataque ventajoso y deleznable”.

Enseguida, se hizo entrega de la bandera a las familias de los policías caídos, las cuales clamaron justicia para sus muertos, quienes sólo realizaban su trabajo; enseguida, los cuerpos fueron llevados a sus carrozas, en las cuales los trasladaron a sus respectivos domicilios, en donde fueron velados y en el trascurso del día, inhumados.

La banda de música la Policía Estatal interpretó El Dios Nunca Muere y Las Golondrinas, cuando los cuerpos partían del cuartel a su domicilio, generando un ambiente de tristeza y melancolía, alrededor se podían ver las caras cabizbajas con lágrimas en los ojos, otros tantos policías no pudieron contener el llanto. Descansen en Paz.


 

Relacionadas: