Le canta a la muerte | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Le canta a la muerte

El hombre entabla comunicación con sus muertos a través del canto.


  • Le canta a la muerte
  • Le canta a la muerte

Luis Enrique Martínez Ayala le canta a la muerte en el altar y así comparte su privacidad con vivos y muertos en Santa Cruz Xoxocotlán, mientras recuerda a su padre e hija fallecidos.

Para estar cerca de su padre Enrique Fernández Rivera acaecido el día 18 de septiembre del 2018, a la edad de 80 años, su hijo Luis Enrique se da cita en la tumba del mismo con quien dialoga y canta, siente que le escucha.

“Para mí, mi padre no ha partido”, aseguró, “pues encontré la manera de sentirlo cerca, me refugie en la música y el canto, así es como nos comunicamos”, afirmó.

No soy un artista, pero a través del canto siento que mi padre y mi hija me escuchan y por eso lo hago todos los años.

Los restos de su padre descansan en el panteón nuevo de Santa Cruz Xoxocotlán.

Después se traslada al Panteón Jardín, pues un 31 de diciembre del año 2012, su hija y a 24 días de cumplir 15 años de edad falleció, lo recuerda como si hubiera sido ayer, “a ella le gustaban las canciones de Reik”, mencionó.

La vida lo golpeó tanto, que asegura que fue abandonado por su familia, ahora recuerda a sus fieles difuntos con amor.

Para mí y mi familia la festividad de muertos no es sólo eso, no sólo es una tradición más, si no que es una fecha que apegados a nuestra fe, anhelamos su llegada para poder compartir un rato con nuestros seres queridos, como si estuvieran acá.

Mientras estuve sólo me refugie en la iglesia y cantaba alabanzas y hacia oraciones, finalmente, sentí que es el canto el que me acerca a ellos y no importa la hora que sea, puedo estar cantando para ellos día y noche, incluso hasta caer rendido en la tumba.

Me queda mi hijo de 31 años y mi nieta, claro él tiene a su esposa, aseguró el hombre que le canta a la muerte.

Las fotos de su padre e hija se hallan en el altar colocado en el domicilio y mientras les dedica canciones de viva voz, pareciera verlos y escucharlos.


 

Relacionadas: