Animalistas continúan con protesta por la muerte de una perra en Etla | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Animalistas continúan con protesta por la muerte de una perra en Etla

Manifestantes pedían el cese inmediato al maltrato animal.


  • Animalistas continúan con protesta por la muerte de una perra en Etla
  • Animalistas continúan con protesta por la muerte de una perra en Etla

El día de ayer continuaban las manifestaciones en el crucera de la Villa de Etla donde exigían justicia por la muerte violenta de una perra a manos de un carcinero.

Fue el catorce de octubre de 2019 cuando una perra robó un trozo de carne en una carnicería ubicada en el mercado de la Villa de Etla, razón por la cual un carnicero decidió acuchillarla quitándole la vida.

El hombre fue identificado como Miguel A. S. mismo que ocupó un filoso cuchillo para arremeter contra el animal a sangre fría hasta asesinarla.

Clientes del lugar observaron el hecho y solicitaron la presencia de la policía pues condenaban tan sangriento hecho calificándolo de inmoral.

El carnicero fue señalado como probable responsable de la muerte del animal y fue detenido por la policía local y presentado ante la Fiscalía General del Estado que abrió la carpeta de investigación por el delito de maltrato animal.

Sin embargo la propietaria del animal y el imputado llegaron a un acuerdo donde se repararía el daño, según fuentes oficiales.

El mismo día de los hechos, un grupo de animalistas manifestaron su inconformidad citando a la ciudadanía defensora de los animales en el zócalo para manifestarse.

Muchos de ellos llevaron veladoras, flores y pancartas donde acusaban de ser un asesino al responsable de estos hechos por lo que pedían justicia por la vida del animal.

Ayer el caso volvió a hacerse latente y los animalistas continuaron con la postura de exigir justicia por este caso, aludiendo a que el animal también era un ser vivo y únicamente tenía hambre.

En pancartas pedían al gobierno del estado el cese inmediato al maltrato animal y a la compra y venta discriminada de animales de compañía.
Además los inconformes exigían todo el peso de la ley para el hombre al que llamaron el “carnicero asesino”.


 

Relacionadas: