Video: Denuncian abuso y brutalidad policiaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Video: Denuncian abuso y brutalidad policiaca

Tijuana, Baja California. La celebración de fiesta familiar se convirtió en la peor de las pesadillas para integrantes de la familia Chávez Miranda, cuando fueron sitiados por al menos 30…

Video: Denuncian abuso y brutalidad policiaca | El Imparcial de Oaxaca

Tijuana, Baja California.

La celebración de fiesta familiar se convirtió en la peor de las pesadillas para integrantes de la familia Chávez Miranda, cuando fueron sitiados por al menos 30 policías municipales que golpearon a mujeres y hombres, además de causar destrozos al interior de la casa. Dos mujeres y dos jóvenes fueron agredidos y detenidas cuatro personas acusadas de portación de armas de fuego.

Todo ocurrió el pasado jueves por la noche al interior de la casa marcada con el número 431 de la calle Muñoz en la colonia Chapalita, en donde aún permanecen los vestigios del presunto abuso policial, donde aseguran moradores, encontraron hombres armados.

María del Carmen Miranda, propietaria de la casa, celebraba al lado de sus hijos, nueras y nietos su cumpleaños. “La reunión era netamente familiar,  nunca se cometió delito alguno pues al interior había niños, un bebé de un año y meses y una mujer embarazada”, narra a Noticias Vespertinas.

“Supimos -explica María del Carmen- de una riña en la calle por lo que decidimos cerrar la puerta, dado que uno de mis hijos se retiraba, nosotros seguimos la fiesta, cuando de repente observamos policías en la casa de al lado que está deshabitada y pretendían llegar a nosotros, otros más salieron por el cuarto de otro hijo en la planta alta de la casa, llegaron los policías insultando y exigiendo entregarán “a los de las armas”, “esas palabras no tenían sentido para nosotros y al no saber de que nos hablaban, todo fue un caos”.

  Golpean a mujeres

Aseguran que fueron cerca de 30 los uniformados con pasamontañas los que  se introdujeron a la casa, nunca presentaron una orden de cateo, sin explicar al menos qué pasaba, los niños pequeños lloraban al surgir gritos de todos con todos, de la nada surgieron los golpes con toletes y barras retráctiles, que portaban los municipales, las esposas de mis hijos Ruth del Ángel, de 38 años y Brenda Edith, de 38 años, fueron golpeadas en brazos y otras partes del cuerpo no respetaron que una de ellas está embarazada, poco importó a los policías el atacar a mujeres.

Buscaron por toda la casa armas de fuego y no encontraron nada “porque no tenemos nada prohibido, somos una familia común y corriente, trabajadora, dos de mis hijos y uno de mis nietos son universitarios, no somos gente de mal”, explicaba la indignada mujer que se pasó la noche en vela, para poder lograr liberaran a dos hijos, un nieto y un abogado amigo de la casa.

Los detenidos

Los detenidos fueron Jonathan Chavez Soto, de 18 años; Luis Édgar Sánchez Saldivar, de 20 años; Alonso Rizo, de 22 años; ellos fueron liberados alrededor de las 4 de la mañana después de pagar multa de 500 pesos, en el caso de Alejandro Pantoja Balderrama, 22 años, a él le aplicaron multa de 600 pesos y fue liberado la mañana del viernes.

“Todo se contradice, -agrega- al establecerse como causa de infracción la juez calificadora de CEPOL Poniente, por participar en riña campal cuando la realidad es otra, pues estaban en la fiesta de cumpleaños, fueron sacados con brutalidad del interior de un domicilio particular a todos nos trataron como delincuentes.

La presunta agresión de los uniformados fue grabada en celulares de los moradores, mismos que anunciaron serán entregados a la Procuraduría General de Justicia del Estado, en donde se denuncia el abuso policiaco, además se aportarán fotografías de las lesiones y de los daños que fueron causadas dentro de la vivienda, señaló María del Carmen.

“Estamos dispuestos a que se practiquen las pruebas necesarias a los detenidos para descartar el uso de armas de fuego y de esta forma se limpie el nombre de mi familia”, abundó.

Luego agregó: “fuimos despojados de tres celulares y de 8 mil pesos que contenía en la cartera que le fue robada a Alonso Rizo, de profesión abogado, que además fue golpeado al llegar a la casa para saber lo que ocurría, pues es un amigo de años de la familia”, concluyó.