Calaveras policíacas 2018 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Calaveras policíacas 2018


Calaveras policíacas 2018 | El Imparcial de Oaxaca

En reelecciones, presidentes ganaron
pues su silla, aun después de muertos pelearon,
y la calaca les dijo muy enojada
ahora sí ya se fregaron, pues en el camposanto
todos descansan y nadie pelea por nada,
pues acá todos los puestos se han acabado.

De los impuestos vivieron
y del erario carros compraron,
pero para llegar al campo santo
sólo un ataúd les compraron.

La muerte en moto venía,
muy asustada de pronto frenó
pues al ver tanto retén y policía,
que no traía casco recordó.

Ahorita nos arreglamos
dijo el agente sonriente,
la muerte muy pestilente
no quiso pelarle el diente,
y la carreta en el corralón
ahora dicen que se aparece.

Es por tu seguridad, el agente decía
mientras que la cámara lo veía,
muy decente el policía se portaba
pero en lo obscurito, la mano éste alargaba,
al sentir la mano fría
Que la muerte era, pensaba,
pero era asuntos internos
que un acta le levantaba.

Muertos a balazos por doquier caían
y los diarios los casos publicaban,
en tanto la Fiscalía en entrevista decía
en Oaxaca no pasa, no pasa nada.

En los últimos meses
videos en redes circulaban,
Quesque eran sicarios decían
Y a taxistas asesinaban.

La muerte el gremio rondaba
y día tras día el número aumentaba,
pero la calaca que era muy abusada,
al cejas por tres veces capturaba.
y a él las muertes le echaban
Y con eso las cifras frenaban.

Pararon por unos días
y casi un mes sin muertes estaba,
la Fiscalía General celebraba,
Mejor no hubieran dicho nada
pues la muerte al estado acechaba
y después de unas cuantas horas,
la muerte volvió a carcajadas
y a bares con granadas ahora atacaban.

Tras robos la muerte también celebraba,
pues tras ser capturados por vecinos
a los supuestos asaltantes quemaban,
la justicia al lugar nunca llegaba
y entonces la flaca ganaba y ganaba.

Tenemos el cuarto lugar en linchamientos
y eso a la gente asustaba,
pues más que indicar que somos malos
la inseguridad en el estado denotaba ,
en tanto la muerte sonriente
su carreta de muertos llenaba.

Pensando que las cifras mentían,
los índices la muerte comparaba,
737 robos en 2016, el dato cotejaba
10739 robos en 2017, la calaca
satisfecha la cifra confirmaba.

Los bloqueos no se quedaron atrás,
hasta Lore Merino su trinchera ponía
Y la muerte que estaba checando
A la agencia Vicente Guerrero vigilaría,
ya que habitantes amenazaron
que de no ser escuchados,
el acceso al basurero cerrarían.

Tuxtepec , Juchitán y la Costa
a la muerte si le agradaban,
pues en esos lugares cercanos
su plaza la muerte ganaba.
Mensajes de grupos delictivos,
en cada muerte firmaban
y con ello el miedo denotaban,
pero como la flaca es más astuta
a todos ellos les ganaba
y en cada mensaje un taxista
con ella al panteón se llevaba.

Ahora la muerte enojada estaba,
pues en una casa de Atzompa
a más de 60 niños hallaba,
en pésimas condiciones
adultos los explotaban.

La AEI y la municipal los encontró
por el pueblo se rumoraba,
lo que el pueblo nunca preguntó,
qué pasó con las ganancias
que el negocio les dejaba,
pues desde hace más de un año
el caso ya se cocinaba.

La calaca por los mixes pasaba
En su camino derrumbes hallaba,
por culpa de un tal Vicente
que de ser ciclón
en tormenta se degradaba.

Ya la muerte se dobló
ya la llevan a enterrar,
pero su diario pidió
para irse a descansar
Era el imparcial de Oaxaca
el que ella iba a consultar,
pues con información veraz y oportuna
en su ataúd la flaca en paz quedaba.
Tres caravanas por el Suchiate venían,
eran hondureños la muerte decía
Llegando a Chiapas militares los detenían,
Pero por la cifra de gente las vallas tirarían
y al llegar a Oaxaca, ni resistencia el estado pondría.


 

Relacionadas: