Reiteran condena de 31 años de prisión a homicida en Etla, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Reiteran condena de 31 años de prisión a homicida en Etla, Oaxaca

En la primera sentencia fue condenado a 32 años.


Reiteran condena de 31 años de prisión a homicida en Etla, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

El juez Mixto de Primera Instancia de Etla dictó de nueva cuenta sentencia condenatoria a Julio César Bautista López, condenándolo a 31 años de prisión, restándole los cinco años que lleva en prisión.

Además fue determinado el pago de una multa, por la cantidad de 8 mil 500 pesos, así como el pago de la reparación de gastos funerarios, por la cantidad de 12 mil 270 pesos y reparación del daño que el ejecutivo asigne.

Los hechos

Tal como en su oportunidad lo dio a conocer El Imparcial de Oaxaca, el crimen se cometió la madrugada del lunes 8 de julio del 2013, en el centro botanero “El Carretón de la Queta”, ubicado sobre la carretera federal 190 Oaxaca-México a la altura del kilómetro 179 de San Sebastián, Etla.

El cuerpo de Enrique López Pérez fue hallado sin vida, en el interior del citado negocio, en donde él también era socio.

El cuerpo de Enrique fue descubierto por su socia Cristina, alrededor de las 11:00 horas, cuando ésta llegó al local para comenzar a trabajar en sus actividades cotidianas, al ver de que todavía se encontraba cerrado entró por la parte trasera del negocio.

Pensó que se trataba de un descuido de Enrique, o que por alguna causa su socio había tenido que salir y había dejado cerrada la puerta principal del negocio.

Cristina abrió la puerta trasera y avanzo unos cuantos pasos, pero grande fue su sorpresa, al encontrar a Enrique tirado en el piso sin vida, en el patio del negocio en donde tiene mesas exteriores, su socio se encontraba boca abajo en medio de una laguna de sangre.

La ropa de la víctima estaba manchada de sangre, porque el presunto homicida para quitarle la vida lo degolló y el líquido hemático cubría el piso.

Al tener conocimiento de los hechos, el agente del Ministerio Público como elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) realizaron el levantamiento del cuerpo y su trasladado al descanso municipal de la Villa de Etla.

En las investigaciones, la AEI el pasado 12 de julio del 2013 realizó la detención del presunto homicida Julio César, quien fue consignado ante el juez, como presunto responsable del delito del homicidio.

Antecedentes

Tras la declaraciones de testigos, se supo que el domingo 7 de julio del 2013, como a eso de las 16:50 horas, llegó Julio César al negocio citado.

Enrique salió al encuentro del ahora sentenciado, con quien se encerró en la recámara del finado, posteriormente después de un buen rato estos salieron de la recámara y Julio César se sentó en la barra del botanero, al salir el finado le dijo a Cristina que Julio César le había dicho que lo mataría.

El negocio fue cerrado a las 19 horas, en el bar se quedó el occiso y el ahora detenido, en el lugar del crimen fue localizado una playera y el short que ese día llevaba el presunto asesino.

La sentencia

Al ser detenido el sentenciado, trató de sobornar a los agentes ministeriales con dinero, para que no lo detuvieran y lo dejaran ir. Por ello este fue detenido y consignado por cohecho y homicidio calificado, al ser encontrado responsable del delito de homicidio este fue condenado a 31 año de prisión en septiembre del 2017 y al apelar, los magistrados ordenaron la reposición del proceso y de nueva cuenta fue condenado a 31 años de prisión.


 

Relacionadas: