Vinculados ‘los Matataxistas’ | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Vinculados ‘los Matataxistas’

Gilberto M. V., “El Chaka”; Valeriano M. V., “El Vale” y Carlos Manael L. C., “El Crack”, fueron vinculados a proceso en los Juzgados de Control de Valles Centrales. Las…


Vinculados ‘los Matataxistas’ | El Imparcial de Oaxaca

Gilberto M. V., “El Chaka”; Valeriano M. V., “El Vale” y Carlos Manael L. C., “El Crack”, fueron vinculados a proceso en los Juzgados de Control de Valles Centrales.

Las resoluciones fueron emitidas ayer en dos audiencias de ampliación del término constitucional, celebradas dentro de la causa penal 583/2018 que se instruye en contra de estas personas por el delito de homicidio calificado con ventaja en agravio del taxista Marcelo G. G., a quien levantaron y decapitaron el pasado 23 de agosto.

Primeramente, se dictó el auto de vinculación a proceso en contra de Carlos Manael L. C. y posteriormente en contra de los hermanos Gilberto y Valeriano.
En ambas audiencias las juezas resolvieron que, “colmados los requisitos aportados por el ministerio público, lo procedente es declarar el auto de vinculación a proceso, toda vez que la defensa no aportó datos de prueba a favor de los imputados”.

 

Los argumentos

No obstante, los abogados particulares de los ahora procesados argumentaron que desde el momento en que, se les comunicó la imputación se violaron los derechos de los tres detenidos, ya que a la defensoría pública se le ocultó la mayor parte de la información que obra en la carpeta de investigación.
De acuerdo con lo manifestado por la defensa, únicamente se les proporcionó una parte de la carpeta consistente en 156 páginas, cuando en su totalidad es de más de 300.

Aunado a esto, los abogados argumentaron que las juezas no debían dictar el auto de vinculación, pues el ministerio público en ningún momento aportó datos de pruebas que demostraran que sus defendidos sean los mismos que aparecen en un video empuñando armas de fuego o decapitando a la víctima.

Sobre el video, agregaron que la Fiscalía en ningún momento demuestra que esos videos salieron de algún teléfono celular de los detenidos, únicamente que fueron obtenidos de las redes sociales, del internet, por lo que debería considerarse una prueba ilícita.

Además, que las acusaciones o investigaciones se desprenden de una llamada anónima y de declaraciones de un testigo que estuvo detenido y luego liberado por resistencia a particulares para pasar como víctima, cuando en ningún momento existe una carpeta de investigación de que esta persona haya denunciado ser víctima de algún delito.

“Existe una hipótesis de que el testigo haya declarado con la promesa de ser liberado”, explicó el abogado.

Van 3

Por el homicidio de Marcelo, trabajador del volante de Sindicato Libertad, levantado, decapitado y videograbado, en una casa de seguridad, ubicada en la calzada Del Panteón esquina con camino a San Pablo, Etla, en el paraje El Guaje, en jurisdicción de Trinidad de Viguera, se encuentran preso hasta el momento tres hombres.

El primer arresto ocurrió la tarde del pasado sábado, en la colonia Volcanes, donde fue sorprendido Carlos Manael L. C., apodado El Crack, vecino de esta misma colonia.
Ese mismo día, a las 19:40 horas, fueron detenidos los hermanos Gilberto y Valeriano M. V., en la carretera de cuota 135 D, Cuacnopalan-Oaxaca, tramo Cuacnopalan-Huitzo.

Horas antes de este arresto, la AEI había realizado cateos en la colonia Azucenas, San Martín Mexicápam y en Los Ibáñez, Ixtlahuaca, para capturar a Valeriano y a Gilberto, pues se tenía conocimiento que ahí vivían, pero estos y otros hombres ya habían enfilado hacia la súpercarretera, a bordo de dos vehículos

Gilberto y Valeriano fueron interceptados por elementos de la Policía Federal con destacamento en Tehuacán Puebla, luego de que autoridades policiacas de Oaxaca solicitaran la colaboración de las policías del país para detener a estos hombres que contaban con órdenes de aprehensión por delitos graves.
Según el reporte de los oficiales de la Policía Federal que mantienen puestos de control de revisión en esta carretera, en el kilómetro 73, detectaron dos vehículos con características similares que les habían reportado, en los cuales viajaban varias personas, todas bajo investigación.

En un vehículo Golf, gris, viajaban los hombres que se identificaron como los hermanos Gilberto y Valeriano; mientras que en un vehículo Jetta, rojo, se desplazaban José Guadalupe M. G. y otros cuando fueron interceptados.

Los cinco detenidos fueron trasladados a la AEI de Oaxaca, para posteriormente Gilberto, de 28 años y Valeriano, de 25, quienes dijeron ser originarios de Jamiltepec fueran llevados ante un juez de control de los Juzgados de Valles Centrales con sede en Tanivet, por el delito de homicidio calificado con ventaja en agravio de Marcelo G. G.

Mientras tanto, José Guadalupe, Alexis fueron consignados ante un fiscal por delitos contra la salud.
Posteriormente al ser puestos ante un juez de control, José Guadalupe, Alexis y otro, fueron liberados al no comprobarse que habrían cometido un delito en esta entidad, ya que fueron arrestados por autoridades de Puebla.

No obstante, la tarde del pasado jueves, José Guadalupe M. G., “El Necio”, fue detenido nuevamente, ahora en cumplimiento de una orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado cometido en agravio del otro taxista identificado como Teódulo G. G., a quien también levantaron y estrangularon, supuestamente en la misma casa de seguridad en la que decapitaron a Marcelo G. G.

Alexis, quien también estaría involucrado en estos homicidios sí logró evadir la acción de la justicia luego de ampararse al saber que le ejecutarían una orden de aprehensión.

La imputación

Según un testigo, Carlos Manael, Gilberto y Valeriano son probables responsables del homicidio de Marcelo, cuyo cuerpo fue localizado en la colonia Guadalupe Victoria, en Santa Rosa Panzacola y su cabeza en inmediaciones del fraccionamiento Elsa, de la misma bagencia, el pasado 23 de agosto.

Este testigo ha narrado que conoció en San Lázaro, Reyes Etla, a un hombre identificado como El Chuy, de origen chiapaneco, quien se dedica a guiar indocumentados.

El Chuy invitó a este testigo a trabajar con él, para que asistiera en alimentación y hospedaje a sus ‘pollos’.
Meses después, el testigo decidió cambiar de domicilio y se trasladó a rentar a una vivienda, ubicada en el cruce de la calzada Panteón con camino a San Pablo, Etla, en el paraje El Guaje, agencia de Trinidad de Viguera, siempre en compañía de su pareja M. P.

La relación continuó con Chuy, quien al paso del tiempo les presentó a los hermanos Gilberto, Valeriano, Carlos Manael, José Guadalupe y otros, mismos que frecuentaban casi a diario la vivienda.

El 23 de agosto, a las 03:45 horas, el declarante vio cuando estos hombres llegaron a bordo de una camioneta Escape, la cual estacionaron frente a la vivienda y descendieron, empujando hacia el interior de la vivienda a otro que portaba una camisa blanca, manga larga y un pantalón oscuro, cubierto del rostro y atado de manos.

Se trataba del taxista del Sindicato Libertad, Marcelo, a quien más tarde decapitaron y tiraron su cuerpo en la avenida Ferrocarril, en la colonia Guadalupe Victoria, de la agencia de Santa Rosa Panzacola. Junto a éste se halló una cartulina con otro mensaje que decía “Chemo sigues tú”.

Sobre la misma avenida Ferrocarril, pero a unos 700 metros, en la parte posterior de un instituto bíblico, ubicado en la calle 2, del fraccionamiento Elsa, fue localizada la cabeza humana, cubierta con una pequeña lona en la cual dejaron otro mensaje a sus rivales.
Marcelo G., era taxista del sitio San Sebastián Mártir, San Sebastián Tutla.

El testigo explicó que la participación de Gilberto en este caso, fue haber decapitado al taxista, mientras que Valeriano y Carlos Manael lo amagaban con armas largas. Otro hombre ya identificado por la justicia, se encargó de videograbar la saña.

Una vez consumada la ejecución, Carlos Manael y otro sacan un bulto grande y otro pequeño en bolsas color negro, para luego, a bordo del taxi y de la camioneta Escape ir a tirarlo con rumbo desconocido.