Tras asesinato, dos líneas a investigar en San Pedro Pochutla | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Tras asesinato, dos líneas a investigar en San Pedro Pochutla

Cliente de lavaautos fue acribillado con armas de fuego calibre 9 milímetros


Tras asesinato, dos  líneas a investigar en San Pedro Pochutla | El Imparcial de Oaxaca

Reclamaron legalmente los restos de José Ángel, de 42 años de edad, acribillado en la comunidad de El Colorado, perteneciente a San Pedro Pochutla; mientras tanto, la AEI se avoca a dos líneas de investigación.
Conforme avanzan las pesquisas en torno al atentado que sufrió esta persona el pasado sábado en un lavaautos, ubicado sobre la carretera federal 175, la policía refuerza la hipótesis de una venganza.
De acuerdo con testimonios, eran las 11:00 horas, cuando José Ángel se encontraba esperando el servicio de lavaautos en el negocio El Gran Rodeo, ubicado a unos minutos de Puerto Ángel.
La policía, cuenta ya con el número de sicarios que arribaron al lugar y se dirigieron a José Ángel, quien se encontraba sentado en una mecedora.
En varias ocasiones el comando accionó sus armas de fuego contra el cliente, muriendo éste al instante.
“Según algunas declaraciones de testigos, los asesinos llegaron cubiertos del rostro, por lo que será más difícil establecer la identidad de los participantes en este evento”, declaró un mando policial.
Esa mañana, en la escena los agentes aseguraron varios casquillos percutidos calibres 9 milímetros.
Según el trámite de identificación legal del cadáver, José Ángel, a quien se le conocía más como “El Chaparro”, tenía su domicilio en el barrio El Radar, El Carnero, perteneciente a la agencia municipal de Puerto Ángel, ciudad de Pochutla.
El familiar que acudió a reclamar el cadáver, declaró desconocer el motivo de la agresión, a sabiendas de que la víctima no tenía problemas con nadie.