Evitar excesos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Editorial

Evitar excesos

 


Los oaxaqueños están cansados de los excesos cometidos por políticos y sus familiares exhibidos en las redes sociales, y ante el nuevo escenario político, ha llegado el momento de dignificar la carrera política y administrativa para evitar que el descrédito de todos ellos siga en aumento. La clase en el poder hace gala de sus excesos y exhiben una enorme rapiña por los recursos económicos de que gozan y los prolongan a sus allegados que deben ser sancionados por la ley.

Uno de los síntomas más preocupantes del estado actual es el creciente desprestigio de los políticos, a los que se les considera tan ineptos como corruptos y de poco sirve escudarse en que no todos los políticos son iguales, una obviedad manifiesta, ni advertir de las fatales consecuencias para la estabilidad del orden político establecido, una amenaza que al menos tiene la virtud de mostrar lo hondo que esta opinión ha calado.

Empero, lo más grave de la situación radica en que la clase política esté poco dispuesta y menos capacitada, no ya para enfrentarse, sino ni siquiera para detectar las causas de este desprestigio, cuyas perversas secuelas, por otro lado, a nadie se le ocultan. Ante el enorme descrédito que arrastra la clase política en nuestro país, es necesario implantar un código de ética, dignificar sus tareas y actividades para que no haya abusos.

Los medios impresos como las redes sociales se han convertido en el mejor termómetro para conocer la irritación de los ciudadanos ante actos de presunta corrupción, la aplicación de la ley debe ser fundamental para erradicar corrupción e impunidad.

Mientras muchos políticos y sus familiares se sigan exhibiendo en las redes sociales como los nuevos ricos, continuará en aumento el enojo y la irritación social. Ante un escenario complejo, hoy la gente debe ser más aguerrida para salir a expresar su cansancio de esta situación, hartos de este comportamiento, porque cuando la gente decide callarse y no dice nada, el problema es que al final estos personajes logran sus objetivos.

 

Observadores

 

Se avecinan las elecciones del 2 de junio y en aras de alcanzar una jornada electoral transparente y justo, los ciudadanos pueden y deben convertirse en cuidadores activos de la democracia. A través del uso estratégico de medios digitales, cada persona tiene el poder de actuar como un observador electoral desde su comunidad, reportando irregularidades y asegurando que cada voto cuente.

El papel de los cuidadores ciudadanos en las elecciones es crucial para garantizar que el voto sea libre y secreto, y que el resultado refleje la verdadera voluntad del pueblo. La vigilancia ciudadana puede disuadir a quienes intentan manipular las elecciones. Mientras que las autoridades electorales también pueden beneficiarse de la participación activa de los ciudadanos en la vigilancia del proceso electoral.

Nunca como ahora las redes sociales y las plataformas digitales se han convertido en herramientas poderosas para la supervisión electoral. El uso estratégico de estas herramientas puede disuadir y reducir los delitos electorales, asegurando que las elecciones sean justas y libres. Actualmente los ciudadanos equipados con smartphones y acceso a Internet pueden reportar irregularidades en tiempo real, haciendo que la transparencia electoral sea más accesible que nunca.

La capacidad de grabar videos y tomar fotografías permite a los ciudadanos documentar pruebas de delitos electorales como la coacción del voto y la compra de votos. Estos materiales pueden ser cruciales para las investigaciones oficiales y para validar las denuncias ante las autoridades electorales. La documentación visual es una herramienta poderosa que añade veracidad y urgencia a las denuncias ciudadanas.

En todo ello es crucial que los ciudadanos sepan cómo y dónde compartir de manera segura y efectiva estos materiales para evitar represalias y asegurar su propia seguridad. Las plataformas de denuncia anónima y las organizaciones no gubernamentales que protegen los derechos electorales pueden ser recursos valiosos en este aspecto. La educación sobre derechos y procedimientos legales.

 

--------------------------------------
---------------------------------------