Bajaron los bonos de Eruviel | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Frente y de Perfil

Bajaron los bonos de Eruviel

 


Para sus ínfulas, para su gasto en publicidad, para sus aspiraciones políticas, el cargo partidista otorgado a Eruviel Ávila Villegas, es simplemente, ínfimo.
Ser dirigente del PRI en la CDMX (antes DF) es un cargo irrelevante dentro de la estructura partidista, tanto que los anteriores dirigentes han sido personajes sin grandes logros dentro del partido.
Es cierto que el que se asume como el gran triunfador del proceso electoral del 2015 es Manuel Andrade Díaz, exgobernador de Tabasco, quien como delegado del PRI en la CDMX consiguió unos logros como la delegación de Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Milpa Alta, bajo la presidencia de Mauricio López un funcionario de tercer nivel en la SEP.
Andrade Díaz fue gobernador de Tabasco por su cercanía con Roberto Madrazo y desplazó las posibilidades de Arturo Núñez Jiménez de quien era el principal operador. Después de eso, Manuel no ha logrado sobresalir en nada y se conformó con ser nuevamente diputado local en Tabasco.
La reciente renuncia de Mariana Moguel Robles a la presidencia del partido abrió el espacio para Eruviel, quien durante mucho tiempo se consideró uno de los prospectos sólidos para competir por la candidatura presidencial de su partido.
En los seis años de su gobierno en el Estado de México, Ávila Villegas, siempre se mantuvo entre el círculo cerrado de aspirantes presidenciales, aunque el cerrado triunfo de Alfredo del Mazo Maza en los comicios del pasado mes de junio evidenció la mala administración del gobernante.
La historia de Eruviel en el estado de México es de claroscuros, ya que fue un alcalde popular de Ecatepec, municipio que gobernó en dos ocasiones, además de ser diputado local y presidente estatal del PRI.
Su nominación ocurrió en medio de un forcejeo, donde incluso se afirma existió la amenaza de irse como candidato de una gran alianza opositora si el PRI no lo postulaba hace seis años.
En aquel entonces el gran favorito era Alfredo del Mazo Maza, quien hubo de esperar seis años para ser nominado.
La construcción de una imagen popular, de gran gobernante se hizo durante los seis años de su administración, pero finalmente rodó por el suelo su fama y prestigio y dejo una herencia lamentable.
El crimen organizado se posicionó en la entidad y alcanzó a varias figuras políticas, pasando por una ciudadanía inerme, mientras que los feminicidio alcanzaron su mayor rango en el estado.
La realidad muestra el nivel del ex gobernador del Estado de México que a diferencia de otros mandatarios es enviado a la guerra sin fusil.
Solo por mencionar unos nombres de los cargos ocupados por algunos ex mandatarios mexiquenses están Carlos Hank González, Regente del DF y secretario de Turismo y de Agricultura, al término de su gobierno; Alfredo del Mazo González, secretario de Energía, director del INFONAVIT y FONATUR; Emilio Chuayffet Chemor, secretario de Gobernación y de Educación Pública y César Camacho Quiroz, presidente del CEN del PRI y coordinador de los diputados priistas.
Nada que ver con el cargo otorgado a Eruviel de dirigente priista en un territorio en el que el partido tricolor es casi un recuerdo.
Desde la primera elección e gobernante en el Distrito Federal, el PRI mostró el hartazgo de los electores. Perdió la contienda, precisamente con Alfredo del Mazo González como candidato.
Después se fueron sumando los fracasos y Jesús Silva Herzog y Beatriz Paredes Rangel en dos ocasiones sumaron otras derrotadas, mientras el PRD se enseñoreaba en la capital del país.
Fuera de los triunfos del 2015, el PRI siempre estuvo relegado en la capital del país. Un triunfo aislado en Milpa Alta y Cuajimalpa y alguna diputación federal perdida por ahí en 6 elecciones antes de las del 2015.
Veremos de qué será capaz Eruviel en un papel difícil, donde además del repudio de los electores se enfrentará a la batalla interna que mantiene el grupo de Cuauhtémoc Gutiérrez con los pocos militantes priistas que quedan como María de los Ángeles Moreno y otros de menor representatividad.
Por lo pronto si alguien mantenía ilusiones de que el ex gobernador mexiquense podría colarse en la carrera presidencial que se olvide de ello, ya que Eruviel tendría que conformarse con una senaduría o diputación de representación proporcional.

Primero el método

Carente de atención por parte de la población, la que se encuentra entretenida con la formación del Frente Opositor, el rompimiento de Margarita Zavala con el PAN, las explicaciones de Ricardo Anaya Cortés sobre la eventual fortuna de la familia suya y la de su esposa, los candidatos independientes y otros asuntos, el PRI decidió entrar en la pujar y anuncia que el próximo viernes se reúne su Consejo Político para analizar el método de selección de su candidato presidencial y de los otros cargos, donde se incluyen 9 aspirantes a gobernadores y 300 diputados de mayoría, además de 64 senadores.
Según el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, el método usado por el PRI garantiza la unidad dentro del partido, aunque sea señalado por muchos, como “dedazo”.
Eso sí, tendrán que apurarse ya que a mediados de diciembre empieza la precampaña de todos los aspirantes de los partidos y en enero se resuelve quien de los independientes reunió los requisitos necesarios para serlo.
Hasta ahora se presume que la contienda será cerrada entre el candidato de MORENA, el del Frente Opositor y uno de los independientes, cancha en la que no aparece el PRI como protagonista.

Email: ramonzurita44@hotmail.com