¿Relación tirante con el nuevo gobierno?
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

BARATARIA

¿Relación tirante con el nuevo gobierno?

 


La relación entre la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y el Gobierno del Estado siempre ha sido tirante y parece que no variará con el nuevo gobierno estatal.

Este jueves, en la reunión que el gobernador Salomón Jara sostuvo con los integrantes del Comité Ejecutivo Seccional, encabezados por su dirigente, Yenny Aracely Pérez Martínez, saltó la liebre.

En su Posicionamiento Político de esa gremial para reestablecer la bilateralidad con el gobierno de Salomón Jara Cruz, le hacen un reclamo.

En el punto cinco del documento, le especifican: “Este MDTEO ratifica el principio táctico-estratégico de lucha: Movilización- Negociación-Movilización y seremos observantes del cumplimiento del Gobierno Estatal en atender de manera inmediata las demandas más sentidas de nuestro movimiento y del pueblo; de lo contrario nos reservamos el derecho de accionar. Dejamos claro que no permitiremos ninguna represión en contra de nuestra lucha histórica, así como de las organizaciones sociales, activistas, sindicatos, luchadores sociales, padres y madres de familia y pueblo en general. No aceptaremos las prácticas de un gobierno fascista, por ello, nos pronunciamos en contra de la asignación de funcionarios represores de este movimiento”.

Pero, ¿a qué se refieren los maestros de la 22 cuando hablan de los represores del movimiento?

El pasado viernes 2 de diciembre, la Sección 22 publicó un comunicado sobre su abierto rechazo al posible nombramiento de Alejandro Tejada Morales, como responsable de la Policía Auxiliar, Bancaria, Industrial y Comercial (PABIC). Alejandro Tejada, señalaron, “es parte del clan de los asesinos y represores del pueblo”, por lo que pidieron cárcel para este personaje y no un premio dentro del gobierno.

Por lo tanto, exigieron al gobernador, Salomón Jara Cruz, respetar la historia de la Sección 22 y deponer su actitud “en el nombramiento de funcionarios reciclados que en su actuar han violentado los derechos del pueblo oaxaqueño”.

Por ello, pidieron cárcel para Alejandro Tejada Morales, argumentando que no se puede premiar con un cargo a los asesinos y reprensores del pueblo.

Y refiriéndose a Tejada, reiteraron: “Con el uso de la fuerza pública, la agresión, persecución y la designación de los agresores del pueblo no se gobierna Oaxaca”.

Al día siguiente, sábado, Alejandro Tejada Morales, junto con varios funcionarios más, rendiría protesta como titular de la PABIC.

Es obvio que Salomón Jara no moverá una pieza de su gabinete por simples caprichos de la Sección 22. Hacerlo sería mostrar un gobierno débil y complaciente, al menos que sea parte de una negociación, como estamos acostumbrados en Oaxaca.

Ayer, después de la reunión con el gobernante, los integrantes del Comité Ejecutivo Seccional dieron una entrevista banquetera a los representantes de los medios de comunicación.

Una pregunta que le fue formulada a la joven lideresa, la cual no fue contestada por ella, sino otro de los dirigentes fue la siguiente:

-¿Le dan un voto de confianza al nuevo gobierno?

La respuesta del maestro fue rápida, antes que Yenny contestara:

-Gobierne quien gobierne los derechos se defienden”.

¿Qué otra señal? Pues que el magisterio mantendrá una postura radical, de plena confrontación con el nuevo gobierno. Y es casi seguro que no quite el dedo del renglón, con respecto al titular de la PABIC, hasta que sea objeto de una renuncia.

Para variar, la Sección 22 ha fijado también su postura con respecto a las organizaciones desalojadas del Zócalo citadino. “Nuestra política de alianza nos conduce a mantener la unidad con las organizaciones sociales, por lo que manifestamos nuestra solidaridad con los vendedores desalojados y nos unimos a la exigencia de respeto al derecho de obtener ingresos a partir de la falta de empleo”.

Es condición de la Sección 22 seguir una línea radical contra el gobierno. Las escuelas normales han sido instituciones de concientización ideológica. Por lo tanto, difícil es que se mantengan sin hacer ruido. Hay, además, muchas demandas aún pendientes que los obligará a movilizarse. Por lo tanto, lo más probable es que no tarda que Oaxaca comience a convulsionarse. Mientras tanto, gocemos de esta tranquilidad relativa que después extrañaremos.

 

SSO Y LOS RECICLADOS

A una semana de iniciar la administración del gobernador Salomón Jara, la primavera en Salud aún no rinde frutos. Fuentes cercanas a la nueva secretaria de salud, Alma Lilia Velasco Hernández, indican que la funcionaria se la pasa de reunión en reunión con su flamante equipo de asesores, todos reciclados de administraciones pasadas y que tienen una larga fila de asuntos pendientes, como la atención que urge ante el aumento de casos de paludismo en el Istmo de Tehuantepec y niños con cáncer.

Se dice que ante el desconocimiento que ha mostrado la nueva secretaria de salud en las reuniones con jefes de área y trabajadores, así como el sometimiento y miedo a las amenazas de ser destituida si ignora las reglas establecidas, se ha generado gran desconfianza del personal hacia la funcionaria.

En los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Alma Lilia Velasco no ha buscado solucionar los problemas que requieren atención inmediata, y a pocos días de asumir el cargo, no hay quien la guíe para decidir por dónde empezar.

Se ignora si esta dependencia como el resto contará con área de comunicación social, porque hasta el momento no hay quien pueda dar información de temas de interés social como el aumento del paludismo, el dengue y la Covid-19, así como del desabasto de medicamentos y la falta de equipo que persiste en las unidades de salud.

Hasta el momento se ignora también cuál es su plan de trabajo y por qué vía decidirá informar sobre temas de salud, porque la funcionaria sigue escondiéndose de la prensa oaxaqueña y no se sabe si por desconocimiento, pena o amenazas de aquellos que ya lograron destituir a un miembro del gabinete hace algunos días.