¿Cuál solidaridad? - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Editorial

¿Cuál solidaridad?

 


Desde que el anterior relleno sanitario cerró operaciones, teniendo como telón de fondo la presión de dirigentes de las llamadas colonias unidas de paracaidistas que se asentaron de manera irregular en sus inmediaciones, lo que hemos visto hasta hoy son sólo palos de ciego del ayuntamiento capitalino y poca solidaridad de los municipios vecinos de los Valles Centrales, en donde se podría construir el nuevo tiradero de basura. En efecto, primero fue utilizar un predio en los rumbos del Río Salado en donde se pretendía construir un cuartel policíaco. Muy pronto el terreno aludido rebasó su capacidad física. Después, una decena de camiones recolectores fueron retenidos por pobladores del municipio de San Pablo, Etla, junto con la Síndica Municipal, Nancy Belén Mota, cuando habían llegado para depositar sus cargamentos de basura en límites de San Agustín y San Sebastián, sin permiso de las autoridades ni estudios de impacto ambiental.

El jueves anterior, la ciudadanía que vive en el sur de la capital y, obviamente pasajeros, transeúntes, automovilistas y muchos más, padecieron los coletazos de los bloqueos en cruceros que instalaron los vecinos de San Juan Chapultepec y de San Martín Mexicapam, manejados por dirigentes sin escrúpulos, cuando el gobierno de la capital decidió tomar las instalaciones de la antigua fábrica de Triplay de Oaxaca, como depósito de basura emergente. Es decir, se han tomado decisiones de manera unilateral, de forma acelerada y sin consultar a los órganos que pueden autorizar, para resolver el tema de la basura que sigue lacerando a los citadinos y de los 25 municipios conurbados que durante 42 años utilizaron el relleno sanitario ubicado en jurisdicción de la Villa de Zaachila.

Lo que está en tela de juicio es que son los mismos municipios emanados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), los que le han cerrado la puerta al edil Francisco Martínez Neri, para coadyuvar a darle una salida. En todo ello, el gobernador Alejandro Murat insistió en entrevista en que, si bien se le echó una tabla de salvación al gobierno municipal con cinco millones de pesos para la compra de un predio, no es competencia del gobierno estatal. Y el gobernador electo, Salomón Jara simplemente se desentendió con la frase de: Y yo, ¿qué puedo hacer? Es decir, todos los caminos se le han cerrado a Martínez Neri, además del rejuego político que hay detrás de esta crisis.

 

Obra en tiempo y forma

 

Como lo comentó en entrevista reciente en EL IMPARCIAL. El Mejor diario de Oaxaca, el gobernador Alejandro Murat, algunas de las obras que proyectó su administración en los dos últimos años, como el Circuito Interior, la Avenida “Símbolos Patrios” o el Centro Cultural “Álvaro Carrillo”, se entregarán en tiempo y forma antes de que concluya su gestión al frente del poder ejecutivo estatal. Según se informó de manera oficial, el gobernador realizó, el pasado martes, un recorrido por las obras del citado Centro Cultural para supervisar el avance que registra este proyecto que representa un espacio de primer nivel para la exposición artística, cultural y la promoción turística en la entidad. Dicha obra ayudará a la rehabilitación y mejora integral de esta zona de la capital, ya que es la entrada al Centro Histórico, además que representa un espacio público digno para el esparcimiento y educación de las familias oaxaqueñas, así como de los visitantes nacionales y extranjeros.

“La riqueza cultural y artística que posee la entidad exige que se desarrollen infraestructuras de la máxima calidad para que sirvan como centro expositor y de resguardo del trabajo de las y los artistas oaxaqueños de todas las disciplinas”, señaló Alejandro Murat, quien también explicó que este espacio contará con un teatro con aforo de alrededor de 800 asistentes, sala de cine, museo, sala de exposiciones, espacios públicos al aire libre para múltiples manifestaciones artísticas, así como zona de talleres, área comercial, cafetería y estacionamiento. Y algo importante, reducirá en más del 50% el déficit de servicios culturales que padece la capital, tiene una inversión de 360 millones de pesos y beneficiará a más de 255 mil habitantes.

El espacio Museístico –reconoció- será el primero en contar con estándares internacionales, lo cual permitirá albergar obras de museos del mundo y, con ello, nuevos circuitos turísticos y culturales al estado. Los oaxaqueños esperamos que la citada obra se concluya en tiempo y forma, pues al ver la lentitud con la que han avanzado las demás, en el imaginario colectivo existe un gran escepticismo. Sin duda, una capital de la cultura en México, como es la ciudad de Oaxaca requiere desde hace mucho de espacios como el que se edifica en el llamado Centro Cultural que, además de ser espacio para las diversas expresiones artísticas, cambie un poco la imagen de ese rumbo de la capital.