Nubes negras - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Nubes negras

 


ESPEREMOS que estas celebraciones de los fieles difuntos hayan traído la estabilidad al estado, porque en las vísperas hubo un total caos, sobre todo, en la Secretaría de Finanzas.

DEL INTERIOR de la dependencia llegan a ESCAPARATE POLÍTICO narraciones detalladas hasta de las golpizas dadas a empleados de la institución por parte de organizaciones sociales, esto a guisa de protesta por la falta de atención a sus demandas.

PERO, los vilipendiados empleados aseguran que no son ellos los negligentes, el origen de todo incumplimiento —señalan— recae en un apellido: Noriega. Mexiquense que sólo vino a burlarse de los oaxaqueños. En los corrillos de empleados de la Secretaría General de Gobierno  (Segego) se comenta cómo el susodicho hasta puso a su chofer, conocido como “Lalo pulques” (por sus borracheras épicas en un antro de la colonia Reforma), como director administrativo. ¿En dónde?  Precisamente, en la Segego.

ESTA ACCIÓN fue con la intención —me aseguran— de controlar dicha dependencia que otorga beneficios a las organizaciones sociales, en complicidad con el subsecretario motejado “El Huitzo”, a quien todos lo señalan como el poder tras el trono, ya que el titular de la vital dependencia siempre anda enfermo porque, a decir de los empleados cercanos, no aguanta la presión del trabajo.

EN ESOS dominios, por cierto, habrá que preguntar si ya pusieron las denuncias ante los presuntos desfalcos que hizo el malogrado Gerardo Velasco (todo mundo dentro de la Segego sabe cómo se las gastaba el susodicho), con su jefa de recursos financieros, a quien protege “El Huitzo”.

POR ESO muchos dicen que, si realmente aplicaran la ley en el próximo gobierno morenista estatal, las revisiones que realice su secretario de Finanzas podrían arrojar la cantidad de recursos que ha movido indebidamente  “El Huitzo”. Sólo es cuestión de buscar los últimos meses que como todo aprendiz descuidan. Esto se seguirá repitiendo sexenio tras sexenio, hasta que no haya alguien vinculado a proceso. A ver si por fin con el arribo del jarismo, llega la justicia esperada o si seguirán esas nubes negras ocultando la luz que permita ver el destino de los presupuestos en Oaxaca.

Se adelanta

El gobernador ALEJANDRO MURAT confirmó que se tiene ya el predio para el nuevo tiradero de basura de la ciudad de Oaxaca y municipios conurbados.

Empleados del Ayuntamiento comentan que tras las protestas del sindicato 3 de Marzo, éstos fueron convocados por el gobierno estatal a una reunión. En ésta, se les confirmó la adquisición del nuevo predio y se les pidió no suspender sus labores de recolección de desechos.

El gobernador, al parecer, quiso adelantarse con esta confirmación que daría solución al problema de la basura en Oaxaca, por un lapso de 20 años.

POR LO que se ve, si no es MURAT será JARA quien dé solución al problema, lo que queda claro es que ésta no vendrá del gris edil FRANCISCO MARTÍNEZ.

AQUÍ lo que causa suspicacia es que no se quiera confirmar la ubicación del nuevo predio, aunque de manera extraoficial ya se sabe, al menos, en qué rumbo se halla.

ESTO indica que la complicación ante el problema, una vez abierto el nuevo espacio, será, como siempre, el de los agitadores que irán a azuzar a los habitantes de las poblaciones circundantes al nuevo lugar.

MÁS que el problema de la contaminación (queda claro esto es lo que menos interesa a las autoridades) son las protestas que se presentarán, lo que les causa inquietud, saben que tendrán que “negociar” con los nuevos inconformes y sus azuzadores para que inicien las actividades del nuevo tiradero.

Mientras tanto, el aspecto de la ciudad es cada vez más grotesco, con tiraderos de basura por todos lados, con un sistema de recolección que no retorna en su totalidad.

El salto del chapulín

FINALMENTE, concluyeron los días de muertos, días en los que los creyentes consideran pueden “acercarse” de alguna manera a sus seres queridos que dejaron este mundo.

Rememoro al respecto, El Laberinto de la Soledad, de Octavio Paz, a guisa de no olvidar de dónde vino nuestra peculiar visión del fin de la vida.

“Para los antiguos mexicanos la oposición entre muerte y vida no era tan absoluta como para nosotros. La vida se prolongaba en la muerte. Y a la inversa. La muerte no era el fin natural de la vida, sino fase de un ciclo infinito. Vida, muerte y resurrección eran estadios de un proceso cósmico, que se repetía insaciable. La vida no tenía función más alta que desembocar en la muerte, su contrario y complemento, y la muerte, a su vez, no era un fin en sí; el hombre alimentaba con su muerte la voracidad de la vida, siempre insatisfecha (…)”.

www.escaparatepolitico.com.mx

Twitter: @escaparate_oax

Correo electrónico: felsan23@prodigy.net.mx