Y la Federación ¿dónde está? - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

BARATARIA

Y la Federación ¿dónde está?

 


Varios hechos relevantes en Oaxaca en la semana que terminó y cuya solución o atención pasan por la Federación: la crisis migrante de la cual EL IMPARCIAL dio cuenta; sobre todo la falta de atención, el abandono y nulo apoyo para afrontar la crisis por parte del gobierno federal.

El municipio involuntariamente receptor y “zona cero”: San Pedro Tapanatepec carece de, por lo menos, una palmada en el hombro para hacer frente al desabasto, la prestación de servicios, las medidas sanitarias u ofrecer salida a los desesperados indocumentados. Nadie de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de Marcelo Ebrard, se ha apersonado por el lugar.

El problema de la basura que se extiende en el tiempo y el espacio; de una semana que presuntamente emplearía su solución al “casi, casi” y “vamos avanzando” que señala la ¿administración? municipal.

Aquí, en la capital no se han asomado enviados de dependencias federales, a pesar de que todas ellas cuentan con delegaciones o representaciones en Oaxaca como Profepa, por el asunto de protección al ambiente, Conagua, por contaminación a la ribera y lechos de ríos con lixiviados, Salud y los SSO por los graves focos de infección y fauna nociva que han aparecido por aquí y por allá por toda la ciudad.

La inseguridad, con una Secretaría de Seguridad Pública estatal ineficiente y sin estrategias para tomar decisiones preventivas, inhibir los delitos o sancionar las violaciones a la ley. Acá también la Federación tiene su parte de responsabilidad ante la apuesta de mantener al Ejército en las calles, sin un mando único, con una notable falta de articulación de planes con los gobiernos estatal y mucho menos con los municipios, en este caso, conurbados a la ciudad de Oaxaca.

Este 2022, al igual que en el resto del país, lamentablemente se perfila como el más sangriento en la historia de Oaxaca. Solo agosto de 2022 registró la más alta cifra de homicidios desde 2015, y quizá en la historia, dado que hasta ese año es que se remontan los registros oficiales.

¿Qué otros asuntos que tienen a Oaxaca como escenario pero donde la Federación “lleva mano”? El proyecto Interocéanico, donde hay un claro tráfico de predios, oposición de comunidades e incumplimiento de promesas en obras y apoyos que han desencadenado protestas atizadas por líderes y organizaciones “sociales”. Además, la zona ya cuenta con clara presencia del crimen organizado, los delincuentes se frotan las manos por despegue económico que impulsaría y la comunicación para el traslado de cargamentos ilegales.

Otro rubro son las eternas supercarreteras, las interminables vías de comunicación al Istmo y a la Costa que afrontan grandes baches por la oposición de comunidades por las cuales pasa su trazo.

Otro asunto es el educativo, con una Secretaría de Educación Pública entregada a la CNTE y por ende, sin brújula y brutalmente politizada luego de la promesa por regularizar plazas al magisterio oaxaqueño que poco o nada ha hecho que no sea protestar y cobrar, olvidando impulsar la calidad académica. Con escuelas aún cerradas, sin planes de estudio que permitan a Oaxaca usar a la educación como palanca de desarrollo.

Lo “bueno” es que la 4T, el gobierno federal y el Presidente de la República tienen un “especial” apego (“cariño” dicen algunos) por Oaxaca.

¿Qué tal si no fuera así?

 

IGNORADAS, LAS CONVOCATORIAS EN SALUD

Ya lo habíamos comentado, ayer, en ocasión del Día de Médico se señaló el déficit de médicos especialistas que afronta Oaxaca. ¿Qué está fallando en esas convocatorias, en el Sistema de Salud que no encandila a los médicos para laborar en nuestro estado?

La lejanía de las comunidades, señalan, es el principal argumento pero ¿Qué con una jugosa oferta salarial? Seguro los médicos aspirantes lo piensan dos veces para acudir a regiones socialmente “inhóspitas”, con falta de insumos, donde deben lidiar con pésimas condiciones de vida, sin servicios y depender de la buena voluntad de autoridades o del apoyo de sus potenciales pacientes.

Sería necesario un gran programa de estímulos y proyectos completos de vida para atraer a especialistas quienes, prefieren el ambulantaje o el taxismo antes de abandonar su “zona de confort” en la ciudad.

 

PUP, A DEMOCRATIZARSE

Con un líder, Uriel Díaz Caballero, con 12 años como representante del Partido Unidad Popular (PUP), el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO) ordenó al Comité Ejecutivo de ese partido para que, “en los plazos pertinentes” convoque a su Asamblea Estatal para la renovación de su órgano de dirección estatal. O sea, ¡que se democratice!

Heriberto Pazos Ortiz fue el fundador de ese partido y, por cierto, cumple 12 años de muerto luego de ser asesinado; desde entonces, Díaz Caballero se hizo de la franquicia política y no ha dado norte de que la quiera soltar.

Desde 2014 el MULT rechazó a Díaz Caballero como uno de sus dirigentes e incluso se deslindó del PUP. Veremos si el líder no acusa mano negra oficial o “intervencionismo” del tribunal electoral.