El PRI va por el carro completo en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Es mi opinión

El PRI va por el carro completo en Oaxaca

 


Apesar de que en las pasadas elecciones en diferentes estados de la República, dejaron un sabor de fraude, en opinión de experimentados políticos, el PRI podría hacer el carro completo en las elecciones del 18, con tal de que no presente candidatos relacionados con los carteles de mafiosos, que representan la corrupción e impunidad en su máxima expresión.

Las condiciones para el carro completo están dadas porque las manifestaciones de los opositores están disminuidas. En Oaxaca, si el PRI que dirige Germán Espinosa Santibáñez se quita de encima la negativa presencia de algunos cartuchos quemados y de otros personajes muy conocidos por tener expedientes negros en la política, puede recuperar confianza y ganar la mayoría de las diputaciones federales, senadurías, presidencias municipales y diputaciones locales.

Si el PRI gana la mayoría de senadores y diputados federales, el más agradecido será el presidente Enrique Peña Nieto, quien ya decidió, que el tricolor siga gobernando desde Los Pinos, para dar continuidad a sus gobierno ejecutando las reformas estructurales que impulso desde el arranque de su administración.

Otra circunstancia política a favor del PRI para hacer el carro completo, es la escandalosa división del PAN a nivel nacional, condición ésta que le resta a los azules su escasa competitividad ya muy desgastada. Si a la división nacional de los azules le agregamos los graves problemas internos en los estados, mejor allí la dejamos.

Es muy saludable para todos, recordar que el voto ciudadano no es para empoderar ni dar impunidad a rateros ya conocidos.
Margarita sin PAN no es nada.

Sucede que los candidatos “independientes” que un día parecían una alternativa seria para enfrentar a la partidocracia, hasta ahora no han aportado nada para terminar con las inercias partidistas que no permiten a los mexicanos tener mejores gobiernos. En Oaxaca por citar un ejemplo, que yo sepa, todos los que han sido candidatos independientes perdieron y desde que terminaron sus campañas nadie los ha visto ni por accidente.

En la elección a presidente de la República en el 18, será un teatro donde los sin partido harán un escandaloso ridículo. Entre los sin partido aspirantes a Los Pinos, destaca la esposa de Felipe Calderón, Margarita Zavala, a quien ni en su partido la quisieron ni la quieren. Margarita sin PAN no es nada, y como independiente le reconoceremos si consigue reunir las firmas para que el INE le dé luz verde y financiamiento.

Del resto de los independientes que han alzado la mano, mejor ni los mencionamos. De mi parte puedo añadir que las ganas y el pánico de gobernar de los azules, trascienden las fronteras de Oaxaca y cubre todo el territorio mexicano donde el PAN no sólo tiene pánico, sufre una mortal división que lo aleja de ganar la Presidencia de la República.

En el campo local, los panistas de Natividad Díaz Jiménez, y que coordina Juan Mendoza Reyes en el congreso local, enfrentan el reto de ganar diputaciones locales y federales, las senadurías y las presidencias municipales. Ese mismo reto es de todos los partidos políticos, pero el PRI en Oaxaca tiene el sartén por el mango para triunfar con la mano en la cintura. El tricolor tiene la mesa servida para llevarse la mayor parte del pastel sobre todo si hace a un lado a los priistas corruptos.

Para cualquier ciudadano con dos gramos de cerebro, está claro que el sistema comicial del INE está diseñado para que siga gobernando la oligarquía que desde siempre ha gobernado. Esa oligarquía usa diferentes caretas, pero entre esas caretas destaca la careta de Carlos Salinas de Gortari y los banqueros extranjeros que determinan las finanzas y las economías nacionales.

El destino político y gubernamental de México se reparte entre dos grupos de poder: el Carlo-Salinato y el grupo Atlacomulco, que en la práctica son la misma cosa, los que luchamos contra los corruptos, no olvidamos que el voto ciudadano no es para empoderar a sinvergüenzas. Ya veremos y diremos desde Nuestro Oaxaca.
Es mi opinión. Y nada más…

raulcampa@hotmail.com