La burocracia municipal | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

BARATARIA

La burocracia municipal

 


¿Sabe querida lectora-lector con cuántos trámites se debe enfrentar un ciudadano común y corriente que habita en la capital del estado, concretamente en el municipio de Oaxaca de Juárez? ¡Con la inconcebible cantidad de 313! La capital, además de resolver el problema de la basura, las dobles filas, el caótico tráfico vehicular, el abasto de agua e infinidad de rezagos, que no competen solo al municipio, requiere de una urgente Reforma Regulatoria para acercarse y ser más afable con la ciudadanía, hacerla más atractiva para inversionistas y “desregularla” para vivir en la Verde Antequera.

Leemos la nota principal de EL IMPARCIAL, El Mejor Diario de Oaxaca, del domingo 31 de julio: “Lastre burocrático: 313 trámites municipales”. Ni más, ni menos, un laberinto. De manera anual cada hogar debe enfrentar diligencias habituales como la contribución de catastro, el pago por el servicio de limpia (servicio que se presta de manera ineficiente y por lo cual se tendría que obtener descuentos). Los negocios, el pago de refrendos, de permisos de operación, impuesto por venta o traslado de propiedades; esporádicamente por alineamiento, certificado de vecindad. Incluso, por inhumación, refrendos o pago por uso de fosas (limitadas y con alta demanda). Son los mayormente conocidos por el ciudadano oaxaqueño.

¿Sabe usted que el trámite con el número 1 dentro de esa lista de 313 es el de Acceso al tiradero municipal? La propia autoridad ha reconocido que tiene años, años, sin cobrar ese “derecho” a pesar de que el municipio citadino es el dueño del espacio en Zaachila. ¿Quién lo cobra o cobraba? Pues los lugareños, los “representantes” de las colonias asentadas en predios municipales. Fácil: llegaron, como paracaidistas se adueñaron de espacios. Luego, medio rellenaron tres vialidades, colocaron una cadena o una manguera y comenzaron a cobrar a cuanto vehículo arribaba a descargar los desechos.

Hay al menos 5 trámites para ampliación de giros, para ampliar horarios en establecimiento de giros de alto riesgo, de mediano riesgo o venta de bebidas alcohólicas, uno por cada rubro. Estos podrían considerarse “normales”.

Pero, si usted es un promotor deportivo, entre otras cosas debe pedir permiso para organizar una carrerita cualquiera y, por ejemplo, solicitar con 30 días de anticipación algún apoyo para la promoción deportiva, luego de algún torneo deportivo. Con la clave DDH-T-ARPD se deberá enviar un oficio a la Subdirección de Juventud, Deporte y Recreación, y deberá estar requisitado con el lugar y fecha del evento, impacto (número de equipos inscritos) y la petición. El municipio tendrá 10 días para responder como máximo, y casi siempre no es en sentido positivo.

Antes de comenzar a pagar contribuciones u algún otro evento, se deberá tramitar una Asignación de Cuenta, y luego lo demás. Se debe pagar por poda de árboles, por reubicación de algún árbol (en oficio individual), por espectáculos masivos. Hay 7 trámites diferentes para cajones de estacionamiento: para motos, para ascenso o descenso de pasajeros, para taxis para establecimientos comerciales. Otro absurdo, se solicita y se paga un cajón para discapacitados en zonas comerciales, pero antes de ello se deberá cubrir un dictamen sobre la persona o personas discapacitadas ante el DIF municipal, con oootra comprobación del tipo de discapacidad y, entonces, quizás, se autorice el cajón especial. Hayamos 4 gestiones para cocheras.

Contamos al menos ¡22 tipos de constancias!, que involucran a instancias como Servicios municipales, Alcaldía, Tesorería, Secretaría del Ayuntamiento, Dirección de Seguridad, Tesorería.

Tenemos constancias de vecindad, de concubinato, ¡de buena conducta! Se pide una constancia de No Adeudo tramitada ante Tesorería, tan fácil que, mediante medios electrónicos, al momento de realizar un trámite, el “sistema” arroje los “pendientitos” que cada ciudadano tenga en moratoria.

Hay para “Desclausura” en mercados (sic); derechos por Soluciones Viales para Calles, Colonias y Agencias (¿?). Como si se respetaran las normas: Estudio de Límites Máximos Permisibles de Ruido. Muchos otros, terreno fértil para la corrupción velada o abierta como las constancias, permisos o trámites sanitarios, para alta o baja de establecimientos, “visto bueno” en materia de seguridad, protección civil.

Una disculpa querida lectora-lector por lo árido de este texto, pero es un ejemplo de lo árido que son los trámites municipales a los que se enfrenta el ciudadano. Y todo ello ¿por qué viene a colación? Hace uno días nuestro compañero Felipe Sánchez Cruz publicó en Escaparate Político la sorpresa de un ciudadano que en Europa preguntaba dónde realizar el trámite para iniciar un negocio y lo miraron extrañado porque ahí no se requería de ello.

Sin duda, es otro continente.

 

¿Otro florero?

Dos años y medio sin trabajar, aunque si tienen tiempo para marchas, protestas, exigencia de bonos, para campañas políticas o movilizaciones, pero la dirigencia de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (el magisterio oaxaqueño, pues) ya adelantó que recortará en 20 días el calendario escolar “impuesto” por la Secretaría de Educación Pública. Iniciarán dos días antes, pero concluirán “alrededor” de dos decenas de días antes de la fecha oficial.

A ello se deben sumar las “jornadas de movilizaciones” y las celebraciones del sindicato magisterial como el “cumpleaños” del fallido desalojo, por el 2 de octubre, las asambleas sindicales etc. Como si el horno educativo estuviera para bollos.

¿Y el IEEPO?