Venezuela vs México | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Columna sin nombre

Venezuela vs México

 


¿Maduro presidente Vitalicio y López presidente? El diluvio y yo me voy a vivir a Mérida. El Mapache Guasón.

La grave situación política y económica en Venezuela, se ha subido como chango sobre los hombros del Secretario de Relaciones Exteriores de México Luis Videgaray.

En efecto, ha llegado a tal grado la confrontación entre la canciller de aquel país hermano con Videgaray, que la cosa ya se torna delicada para las relaciones internacionales de México.

Encabeza y promueve nuestro país una suerte de protesta diplomática para que otras naciones a través de la OEA, la Organización de Estados Americanos, intervengan en Venezuela con el objeto de presionar al Presidente Nicolás Maduro para que libere a sus opositores considerados presos políticos, y que después de haber disuelto la Asamblea Nacional, no intente una nueva constitución que le permita conservar el poder de por vida.

En pocas palabras, se le quiere forzar a que reinstale la Democracia perdida en aquel país.

Así, es evidente que hemos abandonado la “Doctrina Estrada”, que señala la libre autodeterminación de los pueblos y la no intervención en asuntos de otro estado, doctrina creada por Genaro Estrado en mil novecientos treinta cuando era Secretario de Relaciones Exteriores de Pascual Ortiz Rubio, y que se constituyó en la base de la política exterior mexicana.

¿Es correcto abandonarla?

El tiempo lo dirá.

En ese orden de ideas, será en la próxima junta de la OEA a celebrarse en México, cuando se determinara si esa organización accede a la petición de México o nos dejan colgados de la brocha.

En ese juego, la canciller venezolana ha calificado a México de “país fallido” y ha dirigido a Videgaray epítetos muy delicados llamándole incluso “infame”.

¿Deberíamos romper relaciones con Venezuela? Estimo que no.

A esta andanada de palabras, es destacable la actitud serena y prudente por demás de Luis Videgaray, que no se ha dejado arrastrar a un pleito de callejón, en donde sabemos, es obvio, que atrás de la señora canciller de cuyo nombre no quiero acordarme, se encuentra el propio presidente Nicolás Maduro, en una especie de pugna y vencidas con el presidente de México Enrique Peña Nieto.

En este forcejeo es notorio un Twit de la embajadora de Venezuela en México, en donde agradece el apoyo a Maduro de López Obrador y de su partido, MORENA, mensaje que al saberse en la embajada venezolana que desataba una tormenta política en nuestro país, fue borrado inmediatamente.

Así, Luis Videgaray se encuentra en el ojo de dos huracanes a saber: la negociación con los Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio, y la posibilidad de que la OEA, ante el empuje de México, acepte intervenir en alguna forma en Venezuela para tratar de parar los excesos dictatoriales de Nicolás Maduro.

Luego, Videgaray se está jugando su futuro político, que aunque él lo rechace, muchas opiniones en México lo sitúan como viable candidato al dos mil dieciocho.

Esperemos, no falta mucho.
Yo también soy Pueblo.
Por allí nos encontraremos.