Se tambalea Chente Castellanos en Xoxo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

BARATARIA

Se tambalea Chente Castellanos en Xoxo

 


A quien en verdad se le está haciendo bolas el engrudo…jurídico, es al presidente municipal de Santa Cruz Xoxocotlán, Inocente Castellanos, quien llegó a la primera concejalía de esa comunidad conurbada al sur de la capital como resultado de una disputa jurídica que obligó a realizar elecciones extraordinaria, las cuales ganó, pero ya instalado en el Palacio Municipal olvidó el camino de la legalidad y no ha tenido empacho en jugar al filo de la ley, por lo cual tiene dos disputas abiertas ante el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO).

Una de ellas lo podría poner otra vez en la calle como simple mortal, dado que el TEEO ha dado notificación de su resolución al Congreso del Estado, instancia que, a través de su órgano Interno de control, podría conformarle un juicio de revocación de mandato en el municipio del sur de la ciudad.

Castellanos incumplió la sentencia JDC/638/2022 y perdería su cargo por desacato a una resolución legar del TEEO para integrar a un concejal al Cabildo Municipal de Xoxocotlán.

La elección extraordinaria se llevó a cabo el  27 de marzo pasado junto con otros 5 municipios: Santa María Mixtequilla, Reforma de Pineda, Santa María Xadani, Santiago Laollaga, Chahuites, y San Pablo Villa de Mitla. Castellanos obtuvo el triunfo con poco más del 50% de la votación y sacó una mínima ventaja de 6.9% respecto al segundo lugar.

Chente tendría que poner sus barbas a remojar dado que su triunfo fue precedido por una resolución del TEEO; otro factor que jugaría en su contra es que le causó un severo descalabro a Morena y, al menos en Xoxocotlán, animó la alianza PRI, PAN, PRD, PNAO.

La negativa es a hacer cumplir la integración de un cabildo plural, al integrar concejales de representación proporcional a los lugares que por ley les corresponden; ese podría ser su dolor de cabeza y su perdición a apenas unos meses de haber asumido el cargo.

Otro flanco abierto son los expedientes JDC/642/2022 y JDC/653/2022 interpuestos por un ciudadano que presuntamente fue ignorado en la solicitud de asumir una regiduría del Ayuntamiento. Toribio López Sánchez, en su calidad de segundo concejal propietario, electo vía representación proporcional logró una resolución para ser convocado a rendir protesta al cargo a que tiene derecho.

El TEEO declaró nula la convocatoria a Ninfa Zárate Ríos, y su designación como Regidora de Atención al Migrante y Asuntos Internacionales; al igual que, el llamamiento que, en su momento, se hizo a Emilio Cruz Jacinto, suplente de Toribio López. Si bien en este caso el TEEO señaló la inexistencia de la violencia política contra el actor político.

Chente necesitará apretar los dientes y cumplir con las resoluciones. Su trienio está marcado por decisiones más allá de las urnas, producto de jaloneos jurídicos, con yerros, lagunas y aprovechando cualquier recoveco legal. Sin embargo, está en juego su permanencia en el cargo o el Congreso del Estado, vía la revocación de mandato, lo podría poner de patitas en la calle.

 

En plena contingencia, Protección Civil, acéfala

Nunca supo lo que era dirigir una instancia como la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO) y, a un año de su nombramiento, Óscar Valencia García abandonó la dependencia en plena contingencia por el huracán Agatha.

Su llegada, por allá del mes de junio del 2021, fue tan fugaz como su renuncia, pues su designación fue parte del pago de favores de políticos que ayudaron en su última morada al PRI, cuando triunfó en el último sexenio.

Al frente de Protección Civil, Óscar Valencia no tenía ni idea a qué se dedicaba dicha dependencia y los mismos de siempre, los especialistas que siguen siendo relegados en la institución fueron los que le sacaron la chamba.

Originario de San Agustín Loxicha de la Sierra Sur, donde la violencia volvió a resurgir con el asesinato del expresidente municipal, Pedro Vázquez Ramírez, el excoordinador estatal de Protección Civil mostró su interés por competir para la presidencia municipal de esta comunidad.

Antes, ocupó diversos cargos como diputado federal. Fue entonces cuando endureció su postura contra sus paisanos quienes, a través del Consejo de Comunidades Indígenas de la Región Loxicha, lo acusaron ante el gobernador Alejandro Murat Hinojosa de encarcelar a sus opositores a fin de recuperar el control político de dicho municipio, considerado un tiempo cuna del Ejército Popular Revolucionario.

Durante la contingencia por el huracán Agatha en las regiones de la Costa y Sierra Sur, por su desconocimiento en el tema, Óscar Valencia fue relegado por funcionarios de otras dependencias estatales y federales, por ello no le quedó de otra que hacer lo que mejor sabe hacer, la política y la grilla en su natal San Agustín Loxicha.

Al frente de la dependencia quedó el eterno encargado de despacho, Siddartha Luna Hernández, quien asume por enésima ocasión  este cargo, en donde han desfilado políticos sin conocimientos de la protección civil.

Con las constantes renuncias, las y los oaxaqueños se preguntan, por qué a nadie le interesa encabezar la CEPCO, ¿será que no hay mucha lana para llenar los bolsillos o porque ya de plano no funciona como un órgano para prevenir los desastres?