Los problemas del PRI y la coalición - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Columna sin nombre

Los problemas del PRI y la coalición

 


El presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Alejandro Moreno, está pasando problemas.

En efecto y, posiblemente, por los resultados en las pasadas elecciones, donde sólo pudo obtener un gobernador de seis posibles; la mayoría de la militancia representada por los expresidentes de ese partido, le están “sugiriendo” que pida licencia al cargo.

Él se niega, alegando que fue elegido por cuatro años que concluyen el próximo 2023.

El asunto hizo crisis durante la reunión de expresidentes en la sede del PRI el martes pasado; además que el señor presidente López Obrador se está refiriendo a él en forma indirecta, para que siga en el cargo, lo cual —a mi juicio— le favorece a AMLO por la debilidad de Alejandro Moreno, que se transmite a su partido.

Es evidente que si las elecciones para elegir nuevo presidente de la república fueran hoy, la coalición PRI, PAN, PRD perdería contra Morena y sus aliados.

Los comentaristas en estos asuntos manifiestan que si la coalición quiere ganar en 2024, deben suceder dos cosas a saber: primero, que el PRI gane el próximo año las elecciones en el Estado de México, y segundo, que la coalición se complete con el partido de Dante Delgado, Movimiento Ciudadano.

Desde luego se debe añadir que se cuente con un buen candidato, digamos Alfredo del Mazo, si logra que su partido gane el Edomex, Margarita Zavala o alguien con prestigio nacional, sólo por dar dos ejemplos.

 De otra manera, Morena repetirá con Marcelo, Claudia o Adán Augusto.

Como sea, opino libremente que si es necesario que pidan licencia, pero ya los presidentes del PRI y del PAN cuando menos, y se elijan militantes que por lo pronto no aspiren a la presidencia y se dediquen a fortalecer sus cuadros nacionales con la suficiente anticipación.

Si no lo hacen, “adiós para siempre adiós”. 

Yo también soy pueblo.

Por allí nos encontraremos.


 

Relacionadas: