DEBATES Y DESLINDES: Que se invite a todos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Debates y Deslindes

DEBATES Y DESLINDES: Que se invite a todos

 


Habían trascurrido algunas semanas tranquilas en el escenario nacional cuando el presidente mexicano visitó algunos países centroamericanos y la isla de Cuba. Al regresar hizo una declaración histórica que nunca ningún mandatario en América Latina había hecho. Condicionó su presencia en la Cumbre de las Américas. Afirmó que en la próxima reunión de las Américas que se llevará a cabo en Los Ángeles, California, en el mes de junio, si no se invita a todos los países latinoamericanos y del Caribe, incluyendo a Venezuela, Nicaragua y Cuba, él no asistiría a la reunión y mandará como representante al Canciller Marcelo Ebrard. La razón es muy sencilla, ningún país puede excluir a otro país. Tenemos, dijo, dos siglos de soportar una política imperialista donde los Estados Unidos dicta la política de América. Las condiciones sociopolíticas del mundo han cambiado. Todos deben asistir. Si bien es cierto que cada país puede invitar a quien quiera, esta es una reunión protocolaria donde son miembros todos los países de América. 

La noticia cayó como una bomba en el mundo político nacional e internacional. Nunca en la vida de México y de América Latina se había acondicionado la presencia de un mandatario a una reunión, Salvo en el caso de Fidel Castro quien fue expulsado de la OEA y los presidentes americanos se negaban a dialogar con él durante 60 y dos años excluyendo a Cuba de esas reuniones. Como se excluyó a Chile y ahora se excluye a Nicaragua, o aquellos países a los que Estados Unidos quiere castigar.  Ambos estados tienen razón, porque en el fondo del tema se enfrentan dos doctrinas de derecho internacional. México afirma su dicho en la doctrina Estrada de respeto a la suprema soberanía y autodeterminación de los Estados y la doctrina de la ONU condiciona el respeto que tienen los países a los derechos humanos. Globalidad vs Estados.     

Lo que es importante es que el gobierno de México planteé con todo respeto y en la forma más protocolaria posible por restablecer la dignidad de los pueblos de América Latina, exigir el respeto a su soberanía y a su libre autodeterminación, y mantener una relación civilizada y cordial con los Estados Unidos. Es evidente que esta determinación es una decisión medida en todas sus posibles y causas, es creíble inclusive, que sea un arreglo entre el presidente americano Biden y AMLO para crear una nueva estrategia regional que permita, por una parte, enfrentar a China y, por otra, acelerar el desarrollo de esta zona. No lo creo, sería una medida sumamente sofisticada para una mente tan sencilla como la del presidente americano Biden, sí lo creo en Andrés Manuel que está demostrando paso a paso, día con día, que es un estadista completo y busca transformar su realidad, que trata de hacer un mundo mejor para sus nacionales y para la región latinoamericana y tiene toda la autoridad moral ante los estados unidos para pedirles que inicien una nueva era en las relaciones internacionales con América Latina.    

Los Estados Unidos han respondido como deben de responder anunciando que las invitaciones para la reunión no se han hecho Y que en el momento oportuno se verá a quienes invitan. La respuesta, en diferentes voces dicen, que la decisión de Estados Unidos de a quién invitar o no, todavía no está tomada.    

Mientras tanto aquí los enemigos de la Cuarta transformación y en especial del presidente Andrés Manuel han llenado de insultos, agresiones, calificativos injuriosos de los diarios y las redes sociales. Ignorantes. Somos un pueblo sin cultura, se olvidan y desconocen la política exterior de México del siglo pasado se olvidan y pretenden desconocer que México en algunos momentos, ha escrito alguna de las páginas más brillantes en la historia de la diplomacia.  

Cuando Italia invadió Etiopia el único país del mundo que protestó por esa injusta agresión fue México, por esa razón, al terminar la Segunda Guerra Mundial, Haile Selasie, el presidente de este país vino a México agradecer el apoyo que se le dio en esos amargos momentos de la invasión de Mussolini. Olvidan los críticos que a pesar de todas las presiones y de los distintos gobiernos que hemos tenido nunca se rompieron las relaciones con Cuba por el grado de amistad que existe entre ambos pueblos. Se olvidan que en los momentos más difíciles de Salvador Allende, México le prestó a Santiago de Chile y a los chilenos uno de los apoyos solidarios más grandes que sean han dado en el continente. No sólo se le enviaron víveres y combustibles, cuando se dio el golpe de estado se les abrieron las puertas a los chilenos cuya vida peligraba por su filiación política y económica.   

También han existido vergüenzas. La última vez que México se vio envuelto en un incidente diplomático de “pena ajena” fue cuando Vicente Fox en una actitud de vasallaje e ignominia pronunció la frase “comes y te vas” en relación con la asistencia de Fidel Castro a una cumbre.  

Estamos en los prolegómenos que la reunión de las Américas que tendrá lugar en Los Ángeles California dentro de un mes, varios países se han unido a la posición de México de que no vayan los primeros mandatarios, si no se invita todos los países de América. Por lo pronto el presidente de Bolivia anunció solidaridad con la postura de México lo mismo Argentina. Esperemos a ver qué otros países al analizar la necesidad de una nueva relación entre América Latina y los Estados Unidos tomen decisiones de este tipo y se solidaricen con el presidente de México. Por lo pronto la pica está clavada. Y la dignidad de México una vez más se ha enaltecido. Somos un país soberano y digno, a muchos no les importa, pero es mejor vivir con la cabeza en alto que arrastrarla por el suelo.

 Le duela a quien le duela, le moleste a quién le moleste López obrador ha estado tomando una serie de medidas que mejoran la condición del mexicano en cuanto a su situación económica y política, ahora, con una visión regional trata de recobrar para México y para los países latinoamericanos la dignidad que durante mucho tiempo se perdió.   

Falta ver cómo se soluciona la decisión de traer quinientos médicos cubanos para atender a las zonas más abandonadas de nuestro país. No sería la primera vez que se importan estos profesionistas de La Habana donde hay una gran calidad en el uso de la medicina social. Pero ahora, con más organización, los enemigos de AMLO están protestando, aducen que en México hay médicos, pero están mal distribuidos.

 

Fin

 


 

Relacionadas: