Los héroes de cuatro patas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Detalles

Los héroes de cuatro patas

 


Las redes sociales se han inundado de imágenes desgarradoras sobre lo ocurrido en nuestro país, provocadas por los sismos que azotaron este septiembre de 2017 al sureste y centro del territorio mexicano, pero también han surgido fotografías muy inspiradoras de la especie humana, la cual se une en la desgracia y, por supuesto, de sus acompañantes los perros.
Los binomios caninos que han apoyado en tareas de rescate en los terribles escenarios de derrumbes, han poblado el Facebook, Twitter, la web en general y medios impresos con historias maravillosas de perros que han trabajado para rescatar vidas humanas.

Los héroes peludos han servido como un aliciente ante la crisis que estamos viviendo, los canes adiestrados de las diferentes corporaciones del país y del extranjero son una bandera para los animalistas, y me atrevo a decir, que también para la mayoría de las personas a las que nos gustan los animales; porque se crea un vínculo emocional con fotografías como las de Frida, la perra labrador integrante de la Marina Armada de México, haciéndonos sentir un poco mejor.
La “Fridamanía perruna” ha logrado enternecer y sensibilizar a la sociedad mexicana y por qué no decir mundial, presuntamente los japoneses la llaman “Marina chan”, porque en su uniforme aparecen las letras de la institución a la cual pertenece, como agente canino de la Marina.

La imagen de los perros como elementos de seguridad funciona perfectamente para levantar el ánimo social y, por supuesto, para trabajar por la capacidad que tienen estos animales para percibir olores, ya que su nariz es más sensible y detecta olores, que serían imperceptibles para el ser humano.

Un can tiene más de 220 millones de células olfatorias, y un humano tiene aproximadamente cinco millones, la nariz de un perro es 4 mil 400 veces más sensible que la de un humano, he aquí la importancia de que se utilicen perros en tareas de rescate, de detección de narcóticos, armas y hasta en detección de células cancerígenas.

También, señalo y externo mi inconformidad contra algunos grupos pro animal, que critican la utilización de perros en tareas de rescate, argumentando que sufren maltrato animal, eso es totalmente erróneo, los caninos a lo largo de la historia han demostrado su capacidad olfativa, sus aptitudes y desempeño para realizar estas actividades y ser parte de la historia de la humanidad.

La ignorancia y la víscera hace que hablen sin investigar y ciega a estas personas, que no reconocen la gran labor que realizan los perros rescatistas, entiéndalo, los animales que trabajan al lado de su humano, para rescatar, han sido capacitados para hacer estos actos heroicos.

Es cierto que tienen nombre y perronalidad, pero también lo es su trabajo, el cual es cumplir con sus labores, son elementos de instituciones que trabajan para el bien de la sociedad en general, no sólo la mexicana.

Son héroes Frida, Balto (el de Oaxaca), Evil, Ecko, Balú, Titán, Nala, y Manolo, el cual es un perro criollo que colabora con la Fiscalía General de Jalisco, y que ayudó a encontrar a una persona con vida entre los escombros de una textilera.
Cualquier perro si tiene las cualidades y aptitudes, podría ser un elemento apto para salvar vidas, por eso requieren mucho entrenamiento y disciplina, que son buenos puntos para lograrlo.

Todos ellos son seres que fueron escogidos por su capacidad y aptitud, no son obligados y maltratados como muchos piensan, estos perros son elegidos y capacitados, si durante el entrenamiento no cumplen con los lineamientos, son dados de baja, es como cuando expulsan a los niños por problemas de conducta, se deben cambiar de escuela y a estos perros se les asigna otra labor, ya no la de rescate, quizá la de compañía.

Cuando se retiran y terminan de servir al país, son puestos en adopción, generalmente sus compañeros humanos los adoptan, porque después de 7 años, necesitan cambiar de actividades, ya que son maduros, o sea para que se pueda apreciar la comparación, un año de vida canino equivale a 7 de un humano.

Por eso, no deberían decir que los están explotando; un perro no es hipócrita, si no se sintiera a gusto no respondería a los comandos de su pareja, si estuvieran incómodos no podrían trabajar y las tareas para las que fueron capacitados no se realizarían. Al final, es mejor que sigan ladrando, pero no me refiero a los perros.

@fuaper